Laura Díaz (diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid), Gonzalo Sánchez Toscano (concejal de Contigo por Las Rozas), personas de la Plataforma en Defensa de Las Casas Parroquiales de Las Rozas y de la Asociación El Pueblo Que Queremos visitaron las casas parroquiales de Las Rozas el pasado viernes 30 de noviembre.

Descarga en este enlace la hoja de alegaciones

Se trata de un conjunto emblemático que se ha consolidado como símbolo de la identidad de Las Rozas, a pesar del enorme crecimiento urbanístico y demográfico del municipio y de las intensas transformaciones en el centro urbano, que han supuesto la destrucción durante las últimas décadas de gran parte del patrimonio arquitectónico preexistente adicionalmente, es uno de los pocos testimonios que quedan de la historia y cultura del municipio de Las Rozas.

Se está presentando una alegación para que el conjunto de las Casas Parroquiales se mantengan en el Catálogo de Bienes protegidos con la máxima protección. En la reunión de la Coordinadora de nuestra Asociación  de esta pasada semana participaron dos vecin@s  que llevan peleando por esta protección desde hace muchos años y nos informaron de la situación actual del tema: la iglesia de Las Rozas quiere edificar viviendas a 2 (ó 3) alturas en lo que son las casas parroquiales y lleva presionando con éxito al Ayuntamiento para conseguirlo desde hace varios años, pretendiendo destruir algunas de esas casas. Se están recogiendo alegaciones  vecinales para presionar y que ese conjunto de “casas devastadas” siga teniendo la máxima protección como patrimonio de Las Rozas. Desde El Pueblo Que Queremos nos sumamos a difundir esta hoja que se puede presentar en el registro del Ayuntamiento. Os animamos a participar y  así evitar una vez más que se especule con el patrimonio histórico, que es propiedad de la memoria y  de todas las personas.

Descargar PDF



Historia de las casas Parroquiales

2002-2005: Durante el proceso de revisión del Plan General de Las Rozas el Arzobispado de Madrid solicita al Ayuntamiento poder destruir la Casa Rectoral de la iglesia San Miguel Arcángel (edificación de una sola planta y patio ajardinado) para construir en su lugar un edificio de apartamentos de varias plantas.

2005: El Ayuntamiento lo acepta y en la nueva versión provisional del Plan General que saca a información pública ya aparece el brutal incremento de edificabilidad pretendida por el Arzobispado y la destrucción implícita de la actual Casa Rectoral. El Ayuntamiento tampoco incluye a la Casa Rectoral dentro del Catálogo de Bienes protegidos que está elaborando.

2005-2010: Comienza la movilización ciudadana y se presentan cientos de alegaciones en contra de las pretensiones del Arzobispado en el Ayuntamiento y en las Consejerías Competentes de la Comunidad de Madrid.

2008: La Subdirección General de Arquitectura de la Comunidad de Madrid, emite un informe que envía al Ayuntamiento informando el Catálogo de Bienes Protegidos que estaba elaborando el Ayuntamiento. En dicho informe, el órgano competente de la Comunidad de Madrid le indica al Ayuntamiento que debe incluir en el Catálogo a la Casa Rectoral y así ser protegida y conservada con su actual estructura de una planta, cota y rasante.

2010: Ante la pasividad del Ayuntamiento y las distintas denuncias recibidas, la Subdirección General de Arquitectura de la Comunidad de Madrid reitera y acuerda que la Casa Rectoral es parte integrante de la iglesia San Miguel y debe conservarse, y aplicársele el mismo grado de protección que a la iglesia San Miguel, con la cual forma un conjunto histórico inseparable. La Subdirección General de Arquitectura envía su acuerdo al Ayuntamiento de Las Rozas para su cumplimiento.

2010-2011: Sin embargo, el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento no hace caso al órgano competente de la Comunidad de Madrid y tampoco termina de actualizar ni aprobar de forma definitiva su Catálogo de Bienes Protegidos en el cual debe incluir obligatoriamente la protección de la Casa Rectoral como parte integrante de la iglesia San Miguel.

2010-2012: Continúan las presiones del Arzobispado al Ayuntamiento para poder destruir la Casa Rectoral y construir el edificio de apartamentos. El Arzobispado inicia una estrategia de abandono y nula conservación de dicho edificio con la complicidad del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento. Desaparece súbitamente un tejadillo de paso de carruajes del patio. Empiezan a producirse desconchones en la fachada. Comienzan a desaparecer progresivamente ladrillos de la fachada. No se eliminan grafitis que aparecen en fachada. No se repera ningún desperfecto ni se realiza labor de conservación alguna.

2010-2012: El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento aprueba una donación de 216.00€ al Arzobispado para que éste pueda financiar su obra de reparación del tejado de la iglesia San Miguel. El Equipo de Gobierno justifica dicha donación aludiendo a que es para “colaborar con el arreglo del único Bien de Interés Cultural (BIC) que tenemos en el municipio: la Iglesia de San Miguel”. Sin embargo, el Ayuntamiento no obliga al Arzobispado a la conservación de la Casa Rectoral, con la cual la iglesia forma un conjunto histórico inseparable como así lo indica la publicación técnica empleada por el Ayuntamiento para justificar la donación, incumpliendo así su deber legal.

2010-2014: Distintos grupos y colectivos ciudadanos, así como todos los grupos políticos de la oposición (IU, UPyD, PSOE) denuncian reiteradamente ante las instituciones (Ayuntamiento, Dirección General de Patrimonio Histórico de la CAM, Subdirección General de Arquitectura de la CAM) y medios de comunicación, los sucesivos intentos de destruir la Casa Rectoral, ante la pasividad y complicidad del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento. Se denuncia existe una deliberada estrategia de dañar y deteriorar aceleradamente la Casa Rectoral con la complicidad del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento, el cual incumple consistentemente su deber legal de velar por la integridad y conservación del citado bien.

Julio 2012: Ante las reiteradas denuncias, la Subdirección General de Arquitectura de la CAM emite un nuevo acuerdo reiterando que la Casa Rectoral debe ser conservada en virtud de sus informes previos del año 2010 y 2008. Asimismo, solicita al Ayuntamiento de Las Rozas le facilite información sobre la situación en la que se encuentra la Casa Rectoral. El Ayuntamiento nunca facilitará información alguna a dicha a la Consejería competente, incumpliendo su obligación legal de cooperar y plena comunicación entre Administraciones.

Diciembre 2012: La Dirección General de Patrimonio Histórico de la CAM emite un informe sobre la citada Casa Rectoral en términos análogos a los acuerdos/informes emitidos previamente por la Subdirección General de Arquitectura, reconociendo que la Casa Rectoral tiene la misma protección que la iglesia San Miguel Arcángel, formando parte del mismo conjunto histórico. Además, requiere al Ayuntamiento que comunique a los propietarios de la Casa Rectoral la obligación de conservar el citado inmueble. También comunica al Ayuntamiento su obligación de proceder en virtud del deber de conservación del citado bien. El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento hace caso omiso al requerimiento de la Dirección General de Patrimonio, y jamás realizará dicha comunicación a los dueños de la Casa Rectoral y jamás procederá en virtud de su obligación de conservación del citado bien.

2012-2014: Continua el deterioro y nula conservación de la Casa Rectoral ante la pasividad del Ayuntamiento. Adicionalmente, se seca extraña y súbitamente el árbol más representativo del patio de la Casa Rectoral, de gran porte y valor, y es además talado inmediatamente, igualmente ante la pasividad del Ayuntamiento. Contratas municipales de limpieza proyectan agua a alta presión, día tras día, contra los cerramientos del edificio causando daños en los mismos. Colectivos ciudadanos y grupos políticos de la oposición siguen denunciando los hechos.

2013: En una nueva demostración de la estrechísima y excelente relación entre el Arzobispado y el Equipo de Gobierno de Las Rozas, éste último realiza una cesión gratuita al Arzobispado de Madrid de una parcela pública de 17.000 m2 tasada en 4,3 millones de € y con una edificabilidad similar a la Catedral de la Almudena, no informando ni el Ayuntamiento ni el Arzobispado qué se pretende construir en la misma. Se especula con la construcción de un “mini-vaticano”.

Enero 2014: La Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid aprueba la incoación de expediente para declarar como Bien de Interés Cultural (BIC) a la iglesia Asunción de Brunete y su entorno, presentando grandes similitudes con el caso de la iglesia San Miguel Arcángel de Las Rozas y su entorno: las dos fueron construidas originalmente en el siglo XVI, las dos resultaron muy dañadas en la Guerra Civil y las dos fueron reconstruidas en la posguerra con una reordenación del entorno muy característica, por parte de la Dirección General de Regiones Devastadas.

Junio 2014: Los tres grupos políticos de la oposición en el Ayuntamiento de Las Rozas (IU, UPyD y PSOE) apoyan una moción para solicitar la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) de la Iglesia San Miguel Arcángel y su entorno.

Abril 2014: Ante las reiteradas denuncias y al continuar sin recibir ninguna información o cooperación por parte del Ayuntamiento, la Subdirección General de Arquitectura de la CAM envía un nuevo acuerdo al Ayuntamiento en el que vuelve a reiterar, como ya lo hiciera en sus informes de los años 2008, 2010 y 2012, que la Casa Rectoral debe conservarse y le recuerda al Ayuntamiento su capacidad inspectora y sancionadora para con los dueños de la Casa Rectoral. El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento continúa haciendo caso omiso: ni inspecciona, ni sanciona, ni obliga a conservar, ni conserva subsidiariamente, ni aprueba el Catálogo de Bienes Protegidos… La Subdirección General de Arquitectura también informa a la Dirección General de Patrimonio Histórico de los hechos.

Agosto 2014: La Asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio y la Plataforma Defensa Patrimonio Las Rozas presentan solicitud ante la Dirección de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid para que ésta declare como BIC al conjunto formado por la iglesia San Miguel Arcángel, su Casa Rectoral / edificios parroquiales y estructura urbana de terrazas y jardines. Se adjunta informe técnico detallado de más de 40 páginas justificando los valores patrimoniales, culturales e históricos.

2014-2015: El Ayuntamiento sigue sin aprobar el Catálogo de Bienes protegidos en el cual debía de incluir obligatoriamente la protección de la Casa Rectoral, a pesar de tener el documento prácticamente elaborado desde el año 2008 y ser una obligación legal tenerlo aprobado antes del mes de junio del año 2014. La oposición logra aprobar una moción en el Pleno Municipal de diciembre de 2014 para que dicho Catálogo sea aprobado antes del mes de febrero 2015. Sin embargo, a día de hoy, el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento sigue retrasando la aprobación de dicho Catálogo.

Febrero 2015: el Arzobispado presenta en el Ayuntamiento solicitud de licencia de obras para destruir la Casa Rectoral y construir en su lugar un edificio de apartamentos.