La diversidad en su conjunto y la inmigración en particular son un factor de enorme enriquecimiento social y no un problema como se nos quiere hacer creer desde el discurso oficial y los medios de comunicación a su servicio. En EPQQ apostamos por la convivencia ciudadana intercultural, una asignatura aún pendiente en Las Rozas. Frente a la mera coexistencia, asimilación o integración y adaptación del que llega a la sociedad que le acoge, proponemos la integración bidireccional y una ciudadanía intercultural con los mismos derechos y obligaciones. 

Es voluntad política de El Pueblo Que Queremos aprovechar esta riqueza, somos 111 nacionalidades las que convivimos en Las Rozas, para crecer como sociedad, garantizando la plena ciudadanía de todos los vecinos, en igualdad de condiciones, independientemente de su lugar de origen.

En el año 2014, el municipio de Las Rozas tenía una Población total empadronada de 94.258, de las cuales 8.509 tienen nacionalidad extranjera, lo que supone un 9,03%. En su mayoría, son procedentes de Rumanía (14%), Colombia (8%), Marruecos (8%), Italia (8%), Perú (4%), Filipinas (5%), Reino Unido, Venezuela, Bolivia y China todas ellas con un 3%. Podíamos decir que Las Rozas cuenta con una gran diversidad, 111 nacionalidades distintas.

En el año 2014, el municipio de Las Rozas tenía una Población total empadronada de 94.258, de las cuales 8.509 tienen nacionalidad extranjera, lo que supone un 9,03%. En su mayoría, son procedentes de Rumanía (14%), Colombia (8%), Marruecos (8%), Italia (8%), Perú (4%), Filipinas (5%), Reino Unido, Venezuela, Bolivia y China todas ellas con un 3%. Podíamos decir que Las Rozas cuenta con una gran diversidad, 111 nacionalidades distintas.Esta población, además, está concentrada en una zona vulnerable: “el pueblo”. Y, pese a todo ello, el gasto específico dedicado a este área es irrelevante. Necesitamos realizar acciones de verdadera convivencia intercultural, que rompan los prejuicios y el miedo al diferente para lograr una convivencia real y enriquecedora. Creemos firmemente que la población inmigrante, como parte de la población de Las Rozas, merece ser atendida, escuchada y participar en todas las decisiones que nos afecten. Esto es, ser tratada como sujeto político en igualdad de condiciones.

    Contacta con La Asociación