“SOYLENT GREEN” (Cuando el Destino nos Alcance) – 1973

PELÍCULA QUE ESTÁ MUY CERCA DE DEJAR DE SER FICCIÓN.

La película será proyectada en el CSA Manuel de Cos de Las Rozas a las 21,00 horas después de la presentación de avales de El Circulo de Las Rozas para la elección de secretaría general de esta organización. El evento está promovido por El CSA Manuel de Cos (Calle Mar Negro 1, Las Rozas de Madrid) y Círculo Podemos Las Rozas.

Sipnosis: Basado en la novela de Harry Harrison, de 1966, “¡Hagan sitio!, ¡hagan sitio!” nos presenta un futuro distópico. En el año 2022, una arrasada ciudad de Nueva York está habitada por más de 40.000.000 de habitantes, una minoría que vive cómodamente disfrutando de todo tipo de lujos y privilegios, manteniendo el control político y económico y una inmensa mayoría muy pobre hacinada en calles y edificios donde malvive. Ambos mundos viven separados, sin mantener contacto. La mujer es casi un objeto decorativo o un lujo para pudientes.En el filme, la carestía generalizada es el resultado del agotamiento de recursos naturales, la degradación ambiental extrema y la sobrepoblación.

Los pobres malviven consumiendo agua en garrafas y dos variedades de producto comestible, el soylent rojo y el amarillo. Son la única fuente de alimentación porque la producción de alimentos naturales se ha extinguido como consecuencia del efecto invernadero. Un nuevo producto, el Soylent verde, arrasa en el mercado.

Charlton Heston interpreta al protagonista, un policía ético que descubrirá un gran secreto que pondrá en peligro su vida. Le ayuda, Sol, un viejo sabio, antiguo profesor, que interpreta el gran Edward G. Robinson en su última aparición en cine.

El final de este film de Richard Fleischer, que en su momento fue un éxito de taquilla pero que no conocen las nuevas generaciones, no puede ser más actual y acaba deviniendo en metáfora de los abusos del poder y del sistema.  ¿Ciencia Ficción? Cada vez menos ficción.

Una película que 45 años después nos brinda la oportunidad de recapacitar sobre los engaños y la manipulación a favor de intereses minoritarios y a valorar y cuidar los recursos con los que contamos, evitando en un futuro, no muy lejano encontrarnos en una situación similar o peor.