¿En qué medida se cumplen los acuerdos aprobados en los plenos, que son las instrucciones al ayuntamiento para atender el interés general?

La asociación El Pueblo que Queremos (EPQQ) ha elaborado un informe que permite medir la calidad democrática funcional del ayuntamiento Las Rozas, a través de evaluar el cumplimiento de los acuerdos aprobados en el Pleno, desde julio 2015 hasta diciembre 2016.

Con tal fin, EPQQ se ha reunido con todos los grupos municipales para que aportaran sus datos y dieran su opinión sobre el grado de avance / cumplimiento de cada uno de los acuerdos que habían protagonizado. La información así recopilada se trasladó, como principal responsable de la ejecución de tales acuerdos, al equipo de gobierno para su valoración, indicándonos que preferían no opinar al respecto.

Fruto del análisis de los datos recibidos es el informe que EPQQ ha realizado en el que, además de advertir del preocupante grado de incumplimiento (sólo un 17 % cumplidos), se proponen medidas para paliar de forma urgente y sencilla una tendencia que parece asumida y que deja los perfiles de la democracia representativa en un mal lugar. Medidas que en esencia pasan por posibilitar más información y mayor control de quienes son los perjudicados por esta irresponsabilidad: los vecinos.

Desde el ánimo de comentar los resultados del informe y buscar alternativas de mejora, la asociación EPQQ organizará un debate abierto a las vecinas y vecinos de Las Rozas al que han sido invitados todos los grupos políticos, para tener así una visión de conjunto y buscar entre todos las mejores soluciones para desarrollar de forma efectiva los acuerdos que se alcanzan y que a la mayoría interesan.

Gracias a la herramienta que la asociación EPQQ ha creado de seguimiento de Plenos NAVEGADOR DE PLENOS–  se ha podido acceder a todos los acuerdos objeto de análisis. Sin embargo, se advierte que en lo que va de 2017 no se ha publicado en la web un solo Acta de los plenos celebrados en el año, lo que imposibilita continuar con el trabajo de análisis e información. Semejante desfase informativo representa otro índice deficitario de salud democrática del ayuntamiento en Las Rozas y, sin duda, de su competencia gestora.


Los fundamentos que sustentan la idea de un sistema de gobierno democrático, se expresan con acierto en la frase con la que Abraham Licoln definió la democracia: “gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”
Los fundamentos son claros y el objetivo también. Sin embargo, cualquiera que ha pasado por la experiencia de intentar definir un plan de acción y llevarlo a la práctica implicando a muchas para que puedan participar en la toma de decisiones sobre lo que se debe hacer, además de cómo y cuándo, sabe que el proceso es complejo y que se debe poner mucha y sincera voluntad política para conseguirlo.
En una de las constituciones más modernas de los actuales estados como la de Bolivia se reconocen en su artículo 11 tres niveles de democracia que funcionan simultáneamente:

  • I. la forma democrática participativa, representativa y comunitaria, con equivalencia de condiciones entre hombres y mujeres
  • II. La democracia se ejerce de las siguientes formas, que serán desarrolladas por la ley:
  1.  Directa y participativa, por medio del referendo, la iniciativa legislativa ciudadana, la revocatoria de mandato, la asamblea, el cabildo y la consulta previa. Las asambleas y cabildos tendrán carácter deliberativo conforme a Ley.
  2.   Representativa, por medio de la elección de representantes por voto universal, directo y secreto, conforme a Ley.
  3.  Comunitaria, por medio de la elección, designación o nominación de autoridades y representantes por normas y procedimientos propios de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, entre otros, conforme a Ley.

En España, con un evidente recorrido más limitado, la democracia sólo se puede ejercer mediante el sistema representativo, en virtud del cual el conjunto de los ciudadanos “deben” delegar su soberanía mediante el voto a unos representantes que serán quienes finalmente tomen las decisiones que condicionarán la vida de la ciudadanía mediante las leyes, decretos y demás actos legislativos.

Hecho este breve preámbulo que enmarca el ejercicio democrático y sus efectos, decir que este informe no pretende debatir sobre las bondades o inconvenientes del sistema de democracia representativa que tenemos sino intentar evaluar de la forma más objetiva posible en qué medida dicho sistema, en su aplicación concreta en nuestro municipio, está siendo efectivo. Es decir, pretendemos definir un índice de calidad del proceso democrático en Las Rozas y proponer medidas para su evaluación continua y si a lugar acciones correctoras para su mejora.
En 2017 la población de Las Rozas es aproximadamente de 90.000 habitantes y cuenta con un censo electoral que, en 2015, fecha en la que se realizaron las últimas elecciones municipales, era de 64.812 habitantes.
En base al proceso definido por la ley electoral, el método Dhondt, los 25 concejales que componen el pleno municipal se repartieron entre 5 partidos que representan a 35.595 personas, es decir un tercio de la población total y la mitad de la población con derecho a voto con la siguiente estructura de partidos:


El pleno, es decir el conjunto de todos los representantes del pueblo que han conseguido un acta de concejal según la distribución definida por la ley electoral, eligen un alcalde al que la ley le asigna un conjunto de atribuciones, quedando el resto asignadas al Pleno que, normalmente con criterios de mayoría simple, tomará las decisiones que sean necesarias.
El Pleno, por lo tanto, es el lugar donde se debate sobre qué hará el gobierno (poder ejecutivo) formado por los concejales del partido mayoritario, en este caso el PP, a partir de las propuestas que todos los partidos puedan llevar.
Los partidos realizan sus propuestas mediante mociones que serán votadas en el Pleno y que contienen acuerdos que son los elementos que actúan realmente como instrucciones de lo que el gobierno debe ejecutar.
Para realizar este informe, la asociación El Pueblo Que Queremos ha recopilado la información de las actas oficiales de los plenos realizados entre 13 de junio de 2015, en el que se celebró el pleno de investidura, hasta el 31 de diciembre de 2016, registrando todas las mociones y los acuerdos que en ellas se proponían, teniendo como resultado una base de datos que se puede consultar en http://plenos.elpuebloquequeremos.org
En el periodo estudiado se han realizado 16 plenos ordinarios donde se han presentado 108 mociones de las que se han aprobado 59 de forma completa, 15 de forma parcial, 31 han sido rechazadas y quedan 3 declaraciones institucionales.
Hasta aquí los datos cuantitativos que nos ofrecen, en una mirada superficial, que la vida democrática de nuestro pueblo goza de relativa salud. Sin embargo, cuando pasamos a analizar la parte cualitativa, la impresión dista mucha de ser saludable. Al contrario. Los datos en estudio que se recogen en la tabla que sigue son los aportados por los distintos grupos políticos que forman el pleno, salvo el equipo de gobierno que ha preferido no pronunciarse:


Veamos: quienes se dicen firmes defensores de la democracia representativa, y con ello ponen freno a otros tipos de expresión y mejora democrática, afirman que el Pleno del Ayuntamiento (o el Congreso) es la expresión de la voluntad del pueblo, el cual cada 4 años elige a sus representantes.
Bajo este modelo representativo, cuando un grupo municipal presenta una moción para debate y propone unos acuerdos, se supone que son muchos los vecinos y vecinas que apoyan esa propuesta. Si además la moción y sus acuerdos son aprobados por la mayoría del Pleno se entiende que es la mayoría de los vecinos y vecinas quienes desean que esa propuesta se realice. Esa es su decisión soberana.
Debemos concluir, a la vista del cuadro resumen de cumplimiento de tales acuerdos, que la acción de gobierno presenta severas lagunas democráticas en nuestro ayuntamiento.
Con los resultados de las últimas elecciones es claro que el equipo de gobierno, hoy del PP, no representa a la mayoría de los roceños, (17.118 de los 90.000 habitantes de Las Rozas). Pero como se dice en los discursos que todos conocemos, el gobierno es de todos y no sólo de quiénes les votaron. Es su obligación democrática elemental llevar a cabo las decisiones tomadas y acordadas por el resto de grupos municipales, máxime cuando representan una mayoría vecinal, como es el caso.
¿Qué recursos conviene habilitar, y por tanto proponemos, para activar el desarrollo efectivo de los acuerdos adoptados por el conjunto de representantes del pueblo. Para enmendar la inactividad no justificada del equipo de gobierno?

  • 1.- En Democracia el recurso esencial del pueblo es estar bien informado. Con este fin se sugiere:
    Crear en la web del ayuntamiento un panel INFORMATIVO actualizado (mensualmente) que recoja el estado de cumplimiento de TODOS los acuerdos APROBADOS incluidos en las mociones. Se indicará el % de progreso y, en su caso, las causas que explican la demora o la suspensión temporal o indefinida.
  • 2.- Las fallas de la Democracia representativa se expresan en inacciones infundadas como las que se demuestran en las mociones. Mitigar tales fallas pasa por complementar la Democracia real con una participación ciudadana que vele por la eficacia de sus representantes. Con este objetivo se propone la creación de un observatorio ciudadano que realice un seguimiento de forma independiente al que realizan los partidos políticos y que periódicamente informe del estado de progreso de los acuerdos. Sus “observaciones” fundamentadas serán publicadas también en el panel correspondiente de la web

Creemos que en esta iniciativa ciudadana de CONTROL DE MOCIONES es importante mantener la máxima objetividad y la independencia respecto de los grupos municipales, los cuales ya se encargan de reclamar el cumplimiento de sus propuestas. Lamentablemente el “juego” de la política muchas veces “relaja” los compromisos entre los propios representantes “naturalizando” que los acuerdos no se cumplan, ante la mirada de quienes los habían propuesto.
Nuestra iniciativa pretende, en definitiva, colaborar en conseguir que unas decisiones democráticas y que atienden el interés general, se hagan realidad.

ASOCIACIÓN EL PUEBLO QUE QUEREMOS

LAS ROZAS, JUNIO DE 2017

Puedes visualizar el documento en este visor o a través de este enlace