Somos naturaleza, somos ciudadanía, somos cultura…

Somos naturaleza, somos ciudadanía, somos cultura…  Es muy urgente la necesidad de entidades culturales y sociales que dinamicen la vida en los municipios de la zona en los que sus gobernantes no saben, no entienden y a veces tampoco quieren que la cultura sea una actividad permanente en  nuestros espacios públicos, que no se usan de forma participativa. Tampoco es fácil encontrar en las administraciones una actitud que apoye, fomente  y facilite las iniciativas particulares de los ciudadanos y ciudadanas con inquietudes. Crear cualquier tipo de fórmula colectiva es permitir, tal vez, que el sentido de ciudadanía se extienda por la población, convirtiendo a las personas en vecindario responsable que participa o exige participar en la vida de la comunidad.
Kali Panoa

Es muy urgente la necesidad de entidades culturales y sociales que dinamicen la vida en los municipios de la zona en los que sus gobernantes no saben, no entienden y a veces tampoco quieren que la cultura sea una actividad permanente en  nuestros espacios públicos, que no se usan de forma participativa. Tampoco es fácil encontrar en las administraciones una actitud que apoye, fomente  y facilite las iniciativas particulares de los ciudadanos y ciudadanas con inquietudes.
Crear cualquier tipo de fórmula colectiva es permitir, tal vez, que el sentido de ciudadanía se extienda por la población, convirtiendo a las personas en vecindario responsable que participa o exige participar en la vida de la comunidad.

Pero también en Kali Panoa funciona el sentido de diversión. Cultura para disfrutar del arte, del espectáculo, de la fiesta.