1º. MANIFESTACIÓN: A las 18:00h desde la Plaza de Jacinto Benavente.
Recorrido: SOL – Las Vistillas
2º. FESTIVAL: De 20:00 a 24:00h en Las Vistillas
 Actuaciones de Sonidero Mandril, Garage Soul, Rocío Díaz, Sótano 4 sax,
De mar a mar, 3000 gallinas, Leone, y Kike Suárez y la desbandada.

Numerosos colectivos sociales que en Madrid reivindican el derecho a la vivienda (PAH, Sindicato de inquilinas, asociaciones vecinales y agrupaciones de estudiantes y precarias) han convocado este sábado 6 de octubre una manifestación y conciertos (manifestival) con el lema “Pincha su burbuja, con una ley como una casa”.
La fecha es el aniversario de la Iniciativa Legislativa Popular autonómica, respaldada por más de 75000 avales, “que no pudo ser debatida por el veto de PP y CS en la Asamblea de Madrid, a quienes se denuncia por no haber ejecutado acciones para atajar la especulación e incrementar el parque de vivienda público y asequible, beneficiando a la banca”. Igualmente reclaman “que los Ayuntamientos movilicen urgentemente más recursos a la emergencia habitacional”, exigencia que se recoge en varias resoluciones de Naciones Unidas por violación de derechos básicos en la Comunidad de Madrid.
Frente a los problemas de desahucios (7 desahucios por hora), subida de los alquileres, pobreza energética y la crudeza de los fondos buitres, contraponen la Ley de Vivienda de la PAH que acaba de ser admitida a trámite en el Congreso de los Diputados y que regula la dación en pago, aumenta la duración del alquiler y controla su subida, y moviliza vivienda vacía en manos de los grandes tenedores, al estilo de otros países europeos:
“No es posible que tras 10 años de crisis sigamos con la factura de la luz más cara, todas las personas que dedican a los gastos de vivienda la mitad de sus ingresos han de salir a la calle este sábado para pinchar estas burbujas financieras y terminar con la precariedad. Todo el dolor de esta crisis-estafa ha recaído en la disminución de derechos de las clases populares mientras los fondos buitres se han enriquecido favoreciendo fiscalmente a las SOCIMIs. En los parlamentos como en la calle, es la hora de pinchar su burbuja y apostar por un modelo de bienestar vital, incompatible con desahucios sin alternativa habitacional, especulación con la vivienda o pobreza energética, que además afecta especialmente a mujeres y niños. Pero no podrán silenciarnos si nos organizamos y salimos a la calle, como este sábado”.

Manifiesto

A la ola de casi un millón de desahucios en los últimos diez años, se suma ahora una subida desmedida de los alquileres. Esto fue y será una catástrofe tan calculada como deseada. El mismo efecto que logró el decreto Boyer, está consiguiendo la ley que hace cinco años nuestro gobierno aprobó, donde se decidió acortar el tiempo máximo que podíamos vivir de alquiler en nuestras casas: bajando el plazo de 5 a 3 años, se cerraba así la operación de implante de las SOCIMIS. Ya en 2012, se había dejado prácticamente libres de impuestos un tipo particular de sociedades especulativas creadas en 2009 e inoperativas hasta su exección de impuestos: las SOCIMIS; o, como preferimos llamarlas, fondos buitre. Unos beneficios libres de impuestos y un mercado más rápido, depredador: todo estaba listo para la especulación del capital extranjero y nacional, dejando en una posición de monopolio en el mercado de alquiler a estas empresas .Este tipo de fondos buitres especializados en la compra a muy bajo precio de viviendas de la Banca, proceden de Ejecuciones Hipotecarias en su gran mayoría ,para luego ser alquiladas y posteriormente vendidas. Se lanzaron a por su carroña de millones de viviendas vacías y habitadas y las inversiones en vivienda se dispararon, ocasionando una subida de precios de la vivienda en compra a un ritmo que casi triplica el del PIB, 40% en las grandes capitales (mientras que el PIB lo hace a un 16%) claro signo de que la burbuja está instalada permanentemente en el país . Cinco años después, su impacto está en todas las noticias: subidas de alquiler del 40% y del 50% en las principales ciudades de nuestro país, siendo estos precios muy superiores a los de las cuotas hipotecarias actuales. Hoy, quienes viven de alquiler destinan de media un tercio de sus ingresos a pagarse un techo. En ciudades como Madrid o Barcelona, casi la mitad. Los desahucios de viviendas de alquiler, naturalmente, no se han hecho esperar. Con los datos de hace unos meses y sabiendo que hoy en día los indicadores han empeorado, en nuestro país se desahucia cada hora a 4 familias por alquiler y a 3 por hipoteca. Quienes resisten en sus casas se enfrentan a la usura de las empresas de suministros, que amenazan en todo momento con dejarlas sin luz, sin calefacción o incluso sin agua. Es lo que se llama comúnmente pobreza energética. Ni la PAH, ni los sindicatos de inquilinos, ni todos los demás colectivos que luchan por el derecho a la vivienda, nos hemos quedado de brazos cruzados. Seguimos negociando, organizándonos e impidiendo que nos echen de nuestras casas. Lo más duro de nuestra lucha está de madrugada en los portales, esperando a autómatas que dicen que sólo hacen su trabajo, echando a personas a la calle y enriqueciendo a los de siempre frente a la inacción total de las Administraciones. Son tanto el Ayuntamiento como la Comunidad de Madrid, cuya politica de vivienda es inexistente, y sin que hasta la fecha hayan sido capaces de garantizar un parque público de vivienda social, entre otros muchos motivos porque fue malvendido a fondos buitre. Pero también luchamos en los tribunales y en los parlamentos. Desde nuestra Iniciativa Legislativa de 2013, hecha trizas en el Congreso, hemos presentado proyectos de ley en prácticamente todas las Comunidades Autónomas. En Madrid, hace menos de un año, la Asamblea de Madrid rechazó debatir una ley presentada con más de 76.000 firmas. Hace tan sólo unos días, el Congreso de los Diputados aceptó debatir nuestra última propuesta, articulada en las 5 de la PAH: 1. Dación en pago retroactiva, para que todas las personas que perdieron su casa hipotecada o que están a punto de perderla puedan, por lo menos, no quedarse endeudados de por vida, además de sin techo. Necesitamos mecanismos de segunda oportunidad para conceder la dación en pago y la condonación de la deuda para acabar con la asfixia de todas las famlias a las que los bancos engañaron en los últimos años. Queremos eliminar las claúsulas abusivas y lograr que se compense económicamente a quienes fueron estafados. 2. Un alquiler asequible y seguro, que vuelva a proteger al inquilino durante al menos 5 años con unos precios regulados del alquiler, como en Alemania, y acordes a los ingresos, para que acabe esta especulación que se ceba con nuestras vidas. 3. Fin de los desahucios de primera y única vivienda. Los bancos y los grandes tenedores de vivienda tendrán que ofrecer un alquiler social a las familias antes de dejarlas en la calle. Cuando el propietario sea un pequeño propietario, el Estado facilitará ayudas para el alquiler. La Administración Pública tendrá que ofrecer realojos, incluso frente a casos de ocupación. En nuestro país hay más de 3,5 millones de viviendas vacías. Sí hay casas para todos y todos tenemos derecho a disponer de un techo. 4. Vivivenda Social: Toda esa vivienda vacía tiene que movilizarse a través de una cesión obligatoria de los grandes propietarios y unos alquileres sociales nunca superiores al 30% de los ingresos, para incrementar el parque público de vivienda y frenar de paso la burbuja especulativa. Es el modelo que existe en muchas ciudades de Austria y que tiene los precios del alquiler bajo control. 5. Suministros garantizados para todxs. Porque es injustificable que corten la luz o la calefacción a una familia, defendemos que tiene que primar el Principio de Precaución –una garantía de no cortar los suministros básicos de agua, luz y gas sin antes tener información sobre la situación de las afectadas– y la existencia de un Bono Social –un pago en función de la capacidad adquisitiva. Las compañías energéticas de nuestro país son de las más caras y las más rentables de Europa y tienen que hacerse cargo, en lugar de la administración, del coste de las familias que no puedan pagar. Todavía no han terminado de pasar los que hace diez años arrasaron con todo y ya los buitres vuelven con hambre de más. Esta vez vienen a por los alquileres, pero en realidad siempre vienen a por nuestra vida. Vienen a por ti. El 6 de octubre, a las 6 de la tarde, es la hora de decir que ya es suficiente, que no van a enriquecerse más a costa de nuestro cobijo y nuestro futuro. En los parlamentos como en la calle, es la hora de pinchar su burbuja. LAS 5 DE LA PAH

 

viviendaporderecho.info     Ver Vídeo

Carteles para difusión