Rafael Amor, el Corazón Libre que se marchó

Rafael Amor se nos fue, falleció el pasado lunes 23 de diciembre en Lanús: Buenos Aires. Tenía 71 años y aún así, a paso lento, cuerpo cansado y voz quebrada era capaz de desgarrar con su voz ya rota y la poesía de su alma, lágrimas, emoción y renovar las fuerzas a las personas luchadoras cansadas que le escuchaban…

…Sus manos dejaban de temblar cuando entre acordes y voz apuntaba como un fusil contra aquellos que intentaron silenciar sus palabras durante toda una vida de trovador inquieto, de los que no se venden, los que dicen la verdad aunque por ella haya que pasar miseria, olvido o el exilio… Vivió como pudo, con lo poco que no le podían quitar, la voz, la palabra y su guitarra.

Viajó por el mundo en pensiones baratas, con maletas llenas de camisas arrugadas. Bebió vino en una taberna cualquiera mientras Violeta, con nombre de poema, alegraba su mirada. Su corazón libre no se quiso entregar mientras el loco de la vía le acompañaba y en el camino aprendió a llevar con dignidad la camiseta manchada. Con la libertad, sintiéndose pájaro aprendió de la ausencia, de la lágrima en el charco azul de su mirada mientras gritaba: a donde irás tirano… a donde irás. Con el olor de la goma quemada su madre remendaba suspiros y la ausencia de aquella otra madre de mayo que como todos los jueves, años ya tomaba el colectivo. Parado en el escaparate de esa juguetería daba vida a esos juguetes parados. Escuchó a los poetas y vino a cantar…. Y cantó, fue poeta del pueblo y lo será por siempre.

 

Rafael era hijo de Francisco Amor y padre de Salvador Amor, predecesor de poeta y antecesor de otro poeta. Su legado no queda huérfano, porque su voz viajará en nuestras gargantas, sus acordes con la melodía subversiva y capaz de desperezar la voz del pobre, del migrante extranjero, de molestar a los que siembran miseria a costa de su repulsiva riqueza. Capaz de irse sin despedida, así, sin más, sin aviso y dejarnos en un rincón encogidos de pena pero con la satisfacción de, aunque solo fuera una vez y entre muchas tantas, haberle pedido al final de su actuación algo que jamás nos dará un autógrafo o una fotografía… un abrazo

 

El sábado 28 de diciembre en La Casa del barrio de Carabanchel pudimos acompañar a su hijo, Salvador Amor. Presentó su último disco con David Diaz con la valentía de los que luchan de verdad, como su padre. Roto por dentro por ese dolor de la ausencia y entre todos y todas le acurrucamos en un inmenso abrazo, así, sin más, sin palabras, con voz, guitarra y las lágrimas que brotaron entre ese gran aplauso que reverbera allá donde Rafael quiera estar… quizá revolucionando si es que existe el cielo, pero con la sencillez y la palabra…

 

Luis G.Reyes para El Pueblo Que Queremos y para quién quiera escuchar

La compañía -Veronica Gerbe-

“El huésped”, que pertenece al libro Tiempo destrozado (1959), es el relato más leído y estudiado de Amparo Dávila. Está narrado por una mujer anónima, cuya casa es ‘tomada’ por un extraño inquilino que su esposo la obliga a hospedar. Este parásito de naturaleza incierta se dedica a hostigar y aterrorizar a la protagonista, a sus hijos y a Guadalupe, quien hace las labores domésticas.
Fuente de la publicación: indiana93

Frente a la indiferencia y el gaslighting del marido, el pavor sustituye a la paz de la amplia casona, proyecta una sombra sobre los jardines, pasillos y rincones del hogar, hasta que las dos mujeres urden un plan para matarlo.

Sesenta años después aparece La Compañía (2019) de Verónica Gerber Bicecci (Ciudad de México, 1981). Se trata de una pieza que emplea el texto de Dávila como antecedente, como base sobre la cual construir un fotorelato agrotóxico. El argumento, ahora, aborda las consecuencias medioambientales de la extracción de mercurio en el estado de Zacatecas, mismo lugar donde nació y creció Dávila. En un lapso que se extendió desde los años cuarenta hasta los ochenta, pasando de propietario en propietario, las minas generaron cuantiosas ganancias económicas pero no poca derrama de sustancias tóxicas para los cuerpos de los y las habitantes de San Felipe Nuevo Mercurio.

La autora hace adecuaciones a los tiempos verbales y a las personas gramaticales del texto original anterior y, además, sustituye actualiza el sintagma “El huésped” por “La Compañía” y “Guadalupe” por “la máquina”. Donde antes Dávila escribió “Nunca olvidaré el día en que vino a vivir con nosotros. Mi marido lo trajo al regreso de un viaje” (19), Gerber Bicecci compone:

La Compañía 1

La “artista visual que escribe” (como ella misma se define) abstrae el trasfondo común entre el argumento de Dávila y el extractivismo zacatecano: un poder masculino que se impone sobre un espacio feminizado: una casa o un territorio que son penetrados, así como los efectos ponzoñosos de una expansión paulatina y ominosa. Bajo los terrenos de esa zona de la Sierra Madre Oriental se ramifica una serie de túneles que, como el huésped del cuento, disminuye a los cuerpos que toca. Asimismo, el montaje de Gerber Bicecci da cuenta de una mirada hegemónica que, desde el privilegio de género, no es capaz de ver el peligro que representan estas intromisiones para la vida. “Es completamente inofensivo […]. Te acostumbrarás a su compañía” (19), dice el marido de la protagonista.

WhatsApp Image 2019-12-06 at 22.18.45

La Compañía va dando cuenta, a través de una estructura fragmentada y en viñetas, de la evolución del lugar, del valor económico del mercurio ante el armamentismo del siglo XX y de cómo la inhalación de partículas de sílice o cristales de carbón y el depósito a la intemperie de “bifenilos policlorados”, producidos por la transnacional Monsanto, provocan inflamaciones, sangrados y malformaciones, así como otros padecimientos: “El mercurio se queda en el ambiente [biodisponible]. Produce falla renal y locura cuando es muy grande la intoxicación. Hay un momento en el que te llega a provocar daños mentales” (131). Del mismo modo, se reporta la incidencia de abortos espontáneos y cánceres.

WhatsApp Image 2019-12-07 at 14.28.09

Por tales motivos, encuentro en esta obra un gesto ecofeminista. Para Margarita Carretero González, el ecofeminismo es el entronque teórico-filosófico “dedicado a estudiar el modo en que la opresión que las mujeres sufren en la sociedad patriarcal es un reflejo del que el ser humano ejerce sobre la naturaleza no-humana” (178). Si extrapolamos esa perspectiva a la crítica literaria, andamos rastreando, en concreto, textos que vinculen el deterioro ecológico con la precarización de los cuerpos mayormente vulnerados y no privilegiados por el sistema. Por lo tanto, me parece que Gerber Bicecci se une así a las coordenadas de La novia oscura (1999) de Laura Restrepo, Fruta podrida (2007) de Lina Meruane o Distancia de rescate (2014) de Samanta Schweblin, entre otras narrativas que tematizan el antropoceno heteropatriarcal y, como afirma Betina Keizman, se adhieren al “colapso de la antigua distinción humanista entre la historia natural y la historia humana” (231), diluyen las fronteras entre lo humano y lo no humano. ¿Es por eso que su portada, compuesta por un mapa de las minas en ‘espejo’ nos hace pensar en un insecto, en un bicho?

 

Este cuestionamiento fronterizo también compete a las elecciones formales del libro, como ha ocurrido en publicaciones anteriores de la autora. La pieza transgrede los límites impuestos entre los géneros literarios (cuento, fotonovela, crónica, reportaje), porque yuxtapone el texto de Dávila con imágenes (fotografías en blanco y negro cuya sobreexposición ‘quema’ los márgenes de los objetos y los espacios: carreteras, cactáceas, canteras, barriles, edificios en ruinas), y con los trazos geométricos del también zacatecano Manuel Felgúerez. Por si fuera poco, el proyecto tiene diversos antecedentes, entre los que se cuentan una instalación y un ‘oráculo’ web: “La máquina distópica”. ¿Es este experimento con un bot virtual la sustitución del trabajo doméstico de Guadalupe en La Compañía? En la producción esta autora la imagen no cumple una función complementaria o subordinada, acompañando o ilustrando el texto, sino que, como argumenta Roberto Cruz Arzabal, conforma un dispositivo que amplía las poéticas materiales (305) y que pone en práctica la ‘desapropiación’ que postula Cristina Rivera Garza en Los muertos indóciles.

WhatsApp Image 2019-12-07 at 14.26.50

Para finalizar, hay que mencionar que la impronta ecológica igual está presente en Otro día… (Poémas sintéticos) (2019). En esta pieza, publicada al mismo tiempo que La Compañía, la artista reescribe haikús de José Juan Tablada y los intersecta con la crisis medioambiental. Las portadas de ambos libros (1919, 2019), son efecto de otra yuxtaposición o palimpsesto, que puede observarse en la última imagen de esta reseña. A un siglo de haberse publicado Un día… Poemas sintéticos, Gerber Bicecci actualiza los antes admirados elementos de la naturaleza: ríos crueles, agriculturas colapsadas, pinzas biónicas y, lo que más me interesa, enfermedades como el cáncer por efecto de los agrotóxicos. El poemínimo “Las nubes”, incluso, puede leerse como puente entre ambos artefactos. Sin duda, la relación entre el acercamiento ecofeminista y la resistencia a los dispositivos textuales estancos es línea clave para la investigación presente sobre la obra de la autora.

 


Puedes comprar el libro de Verónica Gerber aquí: La Compañía

¿Qué hacer en caso de incendio? Manifiesto por el Green New Deal

Autores: Tejero, Héctor y Santiago, Emilio Editorial: CAPITÁN SWING - 2019

“Los últimos informes científicos señalan que la década 2020-2030 es decisiva. Las medidas que tomemos -o no-de aquí a 2030 van a determinar la evolución climática del planeta y, quizá, el fin de la civilización”

Este libro nos ofrece una interpretación del abordaje de la responsabilidad política que mueve la rebeldía social y en la que también EPQQ puede hallarse reflejada: “… una tensión entre un análisis crítico inengañable y una ilusión  utópica  indesilusionable”. “El compromiso de implicarse en un combate -que se sabe necesario- que seguirá mucho después de que nosotros muramos es un tipo de embriaguez muy especial: la seguridad de que el destino no sólo se sufre, sino que siempre se puede provocar

Vivimos tiempos extraordinarios: nunca antes ningún ser humano había experimentado una concentración de gases de efecto invernadero como la actual. El cambio climático y la crisis ecológica se están acelerando a un ritmo insospechado y ahora nuestra casa está en llamas. ¿Qué hacemos en un incendio? Mantener la calma y buscar una salida de emergencia. En este libro, Emilio Santiago y Héctor Tejero nos muestran primero la magnitud del incendio que amenaza nuestro futuro, y luego tratan de señalarnos una vía de escape hacia la que dirigirnos y ganar tiempo. Este horizonte de transformación urgente debe abrirse camino entre dos tentaciones desmovilizadoras: el catastrofismo, que otorga al colapso el estatus de un hecho consumado, y el tecnoutopismo liberal, que pretende rebajar la sostenibilidad a un problema técnico gestionable por el mercado. Esto implica asumir una premisa fundamental: la crisis ecológica es esencialmente una disputa política. Y para que los de abajo podamos vencer en la próxima década, que se antoja decisiva, los autores hacen una apuesta por el Green New Deal. Dado a conocer globalmente  por  Alexandria  Ocasio-Cortez,  el  Green  New  Deal  es  un  ambicioso programa de intervención pública y movilización social para frenar los peores desmanes del nihilismo ecológico y social neoliberal. Y puede convertirse en la llave maestra de un proyecto político ecologista de mayorías, capaz de plantar cara a la destrucción de la vida y de ganar un futuro mejor para todos los habitantes del planeta.

Plástico, mucho más que una amenaza -Asociación Vecinos del municipio de Majadahonda-

Todos hemos visto reportajes sobre la acumulación de residuos de plástico en los mares. Pero antes de llegar al mar, todo empieza en nuestro entorno, nuestra casa.

¿Podemos combatir el uso del plástico en nuestra vida cotidiana? El próximo viernes, 29 de marzo 2019, a las 19h, en la Sala Polivalente de la Casa de la Cultura de Majadahonda intentaremos responder a esta pregunta. Intervendrán: Laura Reboul, Greenpeace Madrid Marian Lorenzo, Amigos de la Tierra Madrid Mónica y Guillermo, vecinos majariegos que nos contarán su propia experiencia. 

FAKE NEWS LA VERDAD DE LAS NOTICIAS FALSAS

FAKE NEWS LA VERDAD DE LAS NOTICIAS FALSAS Autor: Marc Amorós García Editorial: Plataforma Editorial – 2018 PVP: 16,00 €

Es más fácil engañar a la gente que convencerla de que ha sido engañada (Mark Twain)

Un usuario de FB verifica la verdad de una noticia después de contrastarla con sus opiniones preconcebidas (The Onion)
¿Qué prefieres leer fake news o comer caca?

La pregunta no es gratuita. Pueden parecer dos acciones muy distintas, pero para el papa Francisco son lo mismo: “los
periodistas que difunden fake news corren el riesgo de caer presos de la coprofilia (amor por la caca) y sus lectores, corren el riesgo de coprofagia (ganas de alimentarse de heces)”, afirmó Francisco en una entrevista. En todo caso, las dos acciones afectan a nuestra salud. Comer caca a la nutricional, leer y creer en fakes news a nuestra salud informativa. Y una sociedad con una mala salud informativa vive condenada a la ceguera. Si llegamos al punto de no poder confiar en las noticias, solo nos creeremos las que confirmen nuestro pensamiento, las que nos den la razón.

Así, nos volveremos sorda/os y ciega/os a aquellas noticias contrarias a nuestros prejuicios y opiniones preconcebidas. No estaremos dispuesta/os a que la información nos quite la razón, acto que nos llevará a una polarización cada vez más radical y a la involución.

Vamos por la calle y vemos a un niño con pantalones cortos y gorra inglesa pregonando: ¡¡fake news… extra, extra, mentiras frescas¡¡ ¿Compraríamos este periódico?. Apuesto a que no. La pregunta sería: si no lo hacemos en la calle ¿porqué lo hacemos por internet o en las redes?

Los FN son informaciones falsas diseñadas para hacerse pasar por noticias con el objetivo de difundir un engaño o una desinformación deliberada para obtener un fin político o financiero.

Las 3 piezas clave que tienen las FN son un titular impactante, una revelación que nos reafirma o nos indigna y una apariencia legítima o confiable. Y sin duda, la indignación y, en especial, el miedo son los motores para virilizar los FN y sin escrúpulos (de quien difunde y de quien las recibe), mejor. Para que una noticia falsa se haga viral debe primar la emoción sobre la reflexión, y su impacto generar ser de tal magnitud que nuestra primera reacción irrefrenable es compartirla, y que los demás nos digan que están de acuerdo con nosotra/os.

Una buena noticia falsa es la que refuerza nuestros prejuicios y opiniones.

Las FN, son la droga de moda. Las drogas actúan sobre nuestro sistema límbico y provocan una sensación de placer: por tener razón, por ser aceptada/os por los demás, por sentirnos conectada/os. Potente adicción que como animales consumistas –de información- somos incapaces de sortear.

Las trampas de nuestro cerebro favorecen el éxito de las FN:

  • Trampa 1: el cerebro siempre quiere darnos la razón (sesgo de confirmación). Filtro para destacar lo que nos da la razón e ignorar la que nos la quita
  • Trampa 2: el cerebro etiqueta como más ciertas las noticias más repetidas (efecto de la verdad ilusoria). Una noticia falsa compartida mil veces hoy, se convierte en verdad mañana.
  • Trampa 3: el cerebro siempre busca aliados. Nos juntamos con gente afín para reforzar nuestras creencias.
  • Trampa 4: el cerebro se autoengaña (disonancia cognitiva), para obtener ciertos beneficios que entiende más importantes que aceptar la realidad como es.
  • Trampa 5: el cerebro no lleva bien no recordar con precisión, y ante la duda se acoge a una explicación aunque sea falsa y la entiende cierta con solo sonarnos de algo.

    ¿Quiénes son los responsables de que las FN tengan tanto éxito? Nosotra/os: retuitea, cuélgalo en tu muro, wasapéalo, repinéalo…No te quedes tu sola/o con la noticia ¡comparte, comparte¡. Porque nosotra/os somos ya “medios de comunicación” (enorme responsabilidad cívica).

    Vivimos atrapada/os en un mundo de información deseada, con habitantes que opinan igual que nosotra/os (los demás, ni existen) y comparten mensajes informativos irreales pero deseados.

    ¿Qué hacer contra las FN?

    1. Mejor periodismo: más hechos, menos opinión (pagar por su independencia). EDUCACIÓN
    2. Reducir su difusión “Todos contra el fuego, tú lo puedes evitar”. EDUCACIÓN
    3. Convertirnos en detectores de FN. Pautas que las delaten. EDUCACIÓN
    4. Acabar con la impunidad de las FN. Mentir en un juicio es delito (ante profesionales de la

      justicia) o recrear escenas en entornos lúdicos ¿y no lo es contaminar a la ciudadanía con

      noticias falsas?

    5. Desincentivar económicamente las FN. Sin dinero, no hay paraísos de la falsedad. La

      mayoría de la gente recibe su información de redes que reciben dinero cada vez que alguien hace un “clic”.

    Bienvenida/os a su mundo feliz. Bienvenida/os a sus noticias afines. Bienvenida/os a Fake World… Si no quieren participar estén más atenta/os…

Salvador Amor en La de Caseta Contigo 29 de septiembre “Fiestas de Las Rozas”

El sábado 29 de septiembre actuará en la Caseta de Contigo a las 21,30

  Fiestas de Las Rozas – Organiza El Pueblo Que Queremos

#SalvadorAmor y @DavidDiaz #VozyMedia #CasadelBarrio Carabanchel

Salvador Amor no es tan sólo una voz agarrada a la guitarra. Salvador nació mecido entre canciones, se amamanto de  las mejores voces de poetas de la canción, la canción que no vende pero que arrincona el alma hasta una esquina, desgarra y rompe la sensibilidad y hace renacer la esperanza dormida. Salvador lleva en su increíble voz la experiencia de sus mayores y la creatividad surgida de la firme convicción de las y los vencidos que, aunque duela el hambre, no bajan la nuca y siguen adelante trabajando por la justicia, la dignidad y igualdad.

Salvador Amor nacido en Madrid, bonaerense de adopción lleva ya más de 18 años en los escenarios. Integrante de varias formaciones: #RojoCancionero junto a Gabriel Ortega (poeta), #VozYmedia junto a David Díaz (Cantautor), #AmorconAmor junto a su padre Rafael Amor. Presenta este 2018 su último trabajo autoproducido #Volver

Nieto de Francisco Amor, hijo de Rafael Amor y Delia. Su infancia transcurrió en medio de las tertulias en casa, a las que solían asistir protagonistas de la Cultura Argentina amigos de su padre,.Así hizo el caballito en las rodillas del poeta Armando Tejada Gómez o de Hamlet Lima Quintana. Allí conoció a Mercedes Sosa y a Alberto Cortéz. En ese ambiente fue creciendo Salvador; ambiente de músicos, cantores y poetas, no solamente conocidos, sino también humildes trabajadores del arte que formaban parte de ese universo con sus musas y sus buenas vibraciones.

Han pasado muchos años de escenarios, muchas canciones y vivencias, entre las que se suman grabaciones de discos y participación en otras producciones de amigas y amigos y de compañeros y compañeras artistas.

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=yXpPHUEgJaE[/embedyt]
Salvador Amor es una de las realidades más firmes de la canción de autor actual. Su voz destaca con registros y modulaciones increibles, sabe arrullar, mecer o levantar. Envuelve con sus letras comprometidas con la dignidad o la conciencia colectiva entre otras muchas… Ha bebido de su padre, Rafael Amor, la realidad de esas canciones permitidas pero arriconadas por miedo de que las personas seamos capaces de pensar por nosotras mismas. Salvador es un tipo sencillo, cercano y amigo. Es un gran placer escuchar su música y verle en directo. Su voz casi imposible no deja indiferente a nadie.

Salvador es fundador de Rojo Cancionero (2010) junto a Gabriel Ortega, y de otros muchos proyectos como “Hijos” junto a Carolina Bermudez y Eliana Marmol ex “Hijas Del Corral“; “Compadres del Horizonte” junto a Anabela Zoch Voz y Media con David Díaz Amor Con Amor” con Rafael Amor; y su propuesta en solitario “Salvador Amor”.

Fuente cancioncontodos.com

@LuisGarciaReyes

Eneko de Las Heras “Exposición Colectiva Manifiesto Trokel”

Eneko de las Heras Participa en la exposición colectiva Manifiesto Trokel junto a Pepe Medina, Olaf ladousse, Victor Coyote, Juan Ugalde, Luis Pérez Calvo y César Fernández Arias.

Se exponen una serie de  piezas de cartón troquelado, pintadas, dibujadas, numeradas y firmadas que hemos realizado en el Taller Hombre Rayo. Eso es lo que nos une.

 

Además cada uno de los autores expondrá su propia obra. Eneko de las Heras llevará  algunas serigrafías recientes y anteriores y como novedad expondrá 10 dibujos de una nueva serie en la que está trabajando: Anatomía para principiantes, un estudio bastante primario del esqueleto humano.

 

Eneko de Las Heras

Habrá cervecitas y estamos todos y todas invitadas

 

  • Viernes 14 de septiembre de 19,00 a 22,00
  • Sábado 15 de septiembre de 11,00 a 15,00 y de 17,00 a 19,00
  • Domingo 16 de septiembre de 12,00 a 13,00

Taller Hombre Rayo

Calle Alejandro Ferrant 11

Metro Legazpi

 

Contra todo esto, un manifiesto rebelde. Autor Manuel Rivas

FRAGMENTOS:

ISBN: 9788420431857
Editorial: ALFAGUARA
Año de la edición: 2018

– Gozamos de tres bienes de incalculable valor: la libertad de palabra, la libertad de conciencia y la prudencia de no poner en práctica ninguna de ellas” (MARK TWAIN)

– Cada vez que nace algo nuevo salen detrás todas las jaulas (FRANZ KAFKA)

– Hoy es preciso un alto en la derrota (JAVIER EGEA)

—Hola —dijo el controlador—, sáquese las alas y siéntese (PHILIP K. DICK)

 

Entre las averías de un Estado de derecho, tal vez la más gravosa y fraudulenta es contraponer seguridad y libertad”… El mandatario que embiste contra todo lo que se mueva (ley mordaza)… en lugar de resolver conflictos con la naturaleza propia de las democracias, con más democracia, prodiga cada vez más la intimidación. Orwell ya advirtió que el nuevo totalitarismo vendría  enarbolando la bandera de la libertad.

El camino hacia el horror siempre está pavimentado por el asfalto de la indiferencia de una mayoría. “Todo lo que la tiranía necesita para afianzarse -advirtió T. Jefferson- es que la gente de buena conciencia permanezca en silencio”

Contra todo esto no deja títere con cabeza. El coruñés Manuel Rivas ahonda en la problemática de la situación que atravesamos: una sociedad que involuciona y un Estado del bienestar convertido en utopía. La literatura, el ecologismo, la religión, el periodismo o el feminismo son sólo algunos de los temas que podrá encontrar en las páginas de este manifiesto.

La canallocracía, término acuñado por la poesía de Rubén Darío, parece ser el adjetivo que mejor describe «todo esto». Pero ¿qué es todo esto?: Todo esto es descivilización. Todo esto es retroceso y rearme. Todo esto es inquisición contra la mujer. Todo esto es domesticación del intelectual y del pueblo. Todo esto es metástasis de la corrupción política. Todo esto es pasividad ciudadana. El escritor parte de la desazón y desasosiego que genera la utopía bajo la que crecimos: «Hemos nacido en un país destartalado, donde no había mejor lugar para vivir que el futuro», ¿Estamos dispuestos a luchar contra todo esto?

 

 

EL HOMBRE QUE — DEBERÍAMOS SER

LA REVOLUCIÓN MASCULINA QUE TANTAS MUJERES LLEVAN SIGLOS ESPERANDO

Autor: Octavio Salazar Editorial: Planeta – 2018 PVP: 6,95 €

“Lo que ahora se necesita, al lado de la revolución femenina, es una revolución masculina…” (Joumana Haddad)

Difícilmente uno puede clasificarse como demócrata y no hacerlo como feminista. Ya lo explicó con brillantez Virginia Wolf: “las mujeres han sido siempre empequeñecidas para así actuar como espejos que nos reflejan a nosotros al doble de nuestro tamaño natural”. El carácter precario de la masculinidad implica su cuestionamiento permanente y su necesidad de confirmación. Frente a la libertad de sentirnos plurales y diversos, la masculinidad hegemónica se halla encorsetada. El uso de la corbata o del traje nos reviste de autoridad. Nuestra identidad precaria también se justifica en su construcción negativa: ser hombres supone ante todo “no ser mujer”, escapar de lo que éstas representan: emociones, cuidados, sensibilidad.

A estas “mutilaciones” que pretenden protegernos se une nuestra incapacidad para fomentar, en nuestras relaciones entre iguales, la intimidad personal. De ahí que la frustración, la ignorancia emocional acabe con frecuencia en ira, violencia, destrucción.

Nosotros siempre hemos sido el Ulises viajero y proveedor y ellas, la Penélope que esperaba… sumisa, dependiente, entregada al cuidado y al amor como único horizonte vital y, por tanto, a la frustración del probable fracaso de la historia. Sobre estos estereotipos se ha construido el imaginario colectivo que la cultura capitalista reproduce: la ambición, la competitividad se ajustan a lo que demanda la sociedad neoliberal, construida sobre un sujeto del que se valora su capacidad de ser el mejor.

El objetivo deseable es alcanzar una sociedad en el que se logre un pacto generoso y corresponsable entre hombres y mujeres, asumiendo por igual el papel de proveedoras y cuidadores. Sin embargo no será posible si los hombres NO reaccionamos: no seguir gozando de manera acrítica de nuestros privilegios; no estar ausentes en lo doméstico y familiar; no creernos omnipotentes y asumir la necesidad de los otros; no huir de lo femenino, de lo sensible; no monopolizar la autoridad; no reproducir las fomas patriarcales; no ser el centro de la cultura, ciencia y pensamiento; no ser cómplices de la violencia.

Sólo liberándonos de la jaula de la virilidad haremos posible la igualdad real entre mujeres y hombres.

 

EL PAÍS DE LOS PÁJAROS QUE DUERMEN EN EL AIRE

La hoja en blanco más hermosa que existe es la tierra

Autor: Mónica Fdez.-Aceytuno Editorial: ESPASA – 2018 PVP: 19,90 €

En su prólogo la autora nos confiesa que “la voluntad para esta escritura tan silvestre no sirve. No se puede ir a por ella porque hay que pensarla dormida o soñarla despierta. En la escritura de la Naturaleza no vale echar migas a los pájaros…sería algo deliberado… Las hojas del libro estaban en blanco hasta que anidaron los pájaros que duermen en el aire”

Parece mentira cuando, aún a día de hoy, escuchamos que España es uno de los países con mayor biodiversidad. Por encima de los años del cemento que la crisis se encargó de detener violentamente y que se hubiera encargado de sepultar el litoral circundando la península desde País Vasco hasta Cataluña, todavía podemos disfrutar de esa etiqueta de diversidad biológica.

La autora, con su propuesta a caballo entre guía de naturaleza y poemario, recolecta los hechos más asombrosos de la fauna y flora española, marina y terrestre, a través de los meses, de enero a diciembre, no sólo desde su particular mirada sobre la belleza, sino también con la de las personas que comparten ese contacto directo con la naturaleza: marineros, agentes forestales, apicultores, ornitólogos, botánicos, agricultores… Parajes incomparables mantenidos entre lo rural, lo montañoso y lo estepario, entre las zonas más secas y las de mayor pluviosidad, entre los desiertos y los humedales sobrevivientes al cambio climático.

“El país de los pájaros que duermen en el aire” es una joya ilustrada que debe su título a los vencejos, aves que tan adaptadas a la vida aérea que no pueden posarse en el suelo pues, de hacerlo, la dimensión de sus patas (cortas) y de sus alas (largas) no les permitiría despegar de nuevo…

Una Cocina con el aroma de las Sopas del Mundo entero

75 recetas e historias para saborear

Aurelia Fronty y Alain Serres Editorial KOKINOS. 22€

un recopilatorio con recetas de sopas de todo el mundo. Un viaje gastronómico desde África, India, Brasil, Colombia, Venezuela, América del Norte, Francia, Polonia, Turquía, Corea, China, España, Italia… Recetas de sabores auténticos, acompañados de notas e ilustraciones de ensueño. Cada parte del mundo, cada plato, cada cucharada lleva un relato que hace referencia a las sopas y caldos de cada lugar.

Un viaje culinario y de cuento, por lugares distantes… paseando por recetas que van desde el bobó con gambas brasileño al auténtico gazpacho andaluz, de la sorprendente crema helada de hibisco a los contundentes potajes de las costas mediterráneas… amenizadas por suculentos relatos. El libro te arrastra a un gran viaje cálido y distendido… de un extremo al otro del mundo… las cazuelas os esperan, cuchara en ristre a ti y a tus amigas.