Ven a decir NO al CETA

Estamos en un momento decisivo para parar el CETA, el tratado de comercio e inversión con Canadá (el TTIP canadiense), y ahora nos toca hacer un nuevo esfuerzo movilizador, ya que estamos en la cuenta atrás del proceso de su ratificación en el Parlamento Europeo.

Las organizaciones ciudadanas, sociales, sindicales, ecologistas, agrarias, políticas y culturales que formamos parte de la campaña No al TTIP-CETA-TISA seguimos presionando a todos los niveles para conseguir que no llegue a ratificarse en el Parlamento Europeo, pero necesitamos el apoyo de toda la ciudadanía.

Durante estos años de campaña hemos recogido tres millones y medio de firmas de ciudadanas y ciudadanos europeas que han dicho claramente que no quieren un tratado que hipoteque sus vidas en manos de los mercaderes.

Más de mil quinientos municipios y regiones se han declarado zonas libres del TTIP y CETA, defendiendo la democracia ante el asalto de las multinacionales.

De acuerdo a la agenda provisional, el pleno del Parlamento Europeo, donde se ratificará o no el CETA, tendrá lugar el 1 ó 2 de febrero en Bruselas. Pero antes de esta votación decisiva varias comisiones parlamentarias expresarán y votarán su opinión sobre el tratado. Ya tenemos la resolución de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales que ha recomendado votar en contra del CETA. También hay un borrador de resolución de la Comisión de Medio Ambiente que propone rechazar el CETA. Y finalmente el día 24 de enero será la Comisión de Comercio Exterior-INTA quien tenga que definirse sobre el tratado.

Por eso el día 21 de Enero las ciudadanas y ciudadanos de Europa saldremos a la calle para reclamar a los europarlamentarios su voto negativo a un tratado, que al igual que el TTIP, amenaza a las personas, la democracia y el planeta.

Porque el CETA

  • Autorizaría a las multinacionales a demandar a los gobiernos por adoptar leyes democráticas.
  • No protegería con eficacia los derechos laborales, sociales y medioambientales.
  • Limitaría seriamente la capacidad de los gobiernos para crear, expandir y regular los servicios públicos, y para revertir liberalizaciones y privatizaciones fracasadas.
  • Hace que Canadá y la Unión Europea sean más vulnerables a las crisis financieras.
  • Limitaría la capacidad de los gobiernos de generar políticas públicas sociales y sostenibles.
  • Expondría a los agricultores a presiones competitivas que minarían su modo de vida, haciendo imposible una agricultura sostenible.
  • Las medidas de precaución que protegen a los consumidores, a la salud pública y al medio ambiente pueden ser puestas en cuestión.

 El 21 de enero, dentro del día europeo de acciones descentralizadas, os convocamos a la Manifestación que tendrá lugar.

Partirá de la Glorieta de Atocha a las a las 17:30 horas  pasando por Jacinto Benavente, terminará en la Puerta del Sol.”

Nos vemos en Atocha para decir #NoalCETA

https://elpuebloquequeremos.org/evento/ven-a-decir-no-al-ceta/?instance_id=1067