25 de noviembre día internacional contra la Violencia de Género

En España, el contexto es sumamente preocupante. Hay opciones políticas que dudan de que exista una ‘’violencia de género’’ y su cometido explícito es derogar la ley que la pretende combatir.

El gobierno español, en cumplimiento de la normativa nacional e internacional que ha suscrito, tiene el compromiso de trabajar para la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres. Es irresponsable invisibilizar o minimizar las violencias contra las mujeres, por las graves consecuencias que ello tiene para sus vidas y las de sus hijos e hijas, que también son víctimas directas de la violencia contra las mujeres.

Por esta razón consideramos muy grave que algunos ayuntamientos o instituciones españolas se hayan negado a hacer una declaración institucional el 25 de noviembre, día adoptado por las Naciones Unidas para conmemorar la urgencia de poner fin a la violencia contras las mujeres.

En lo que llevamos de año, ha habido 94 feminicidios (en el segundo trimestre de 2019 se habían registrado más de 40 mil denuncias). Pensábamos que íbamos avanzando poco a poco en la concienciación social, pero … hoy mismo ha sido asesinada otra mujer. Sara, de apellidos no conocidos, de 26 años en San Isidro (Santa Cruz de Tenerife, Canarias). Entre las 4:00 y las 5:00 de la madrugada por su pareja, un hombre de 29 años, Jaime B. H., de una cuchillada en el cuello.

Estas cifras tan sólo muestran la magnitud de la violencia más extrema, la punta de un iceberg donde miles de ciudadanas y gran porcentaje de sus hijas e hijos, sufren la violencia estructural y simbólica de carácter machista todos los días de sus vidas.

La Ley de Violencia de Género (Ley 1/2004 de 28 de diciembre) establece objetivos claros a los poderes públicos, – independientemente del gobierno de turno – para erradicarla mediante acciones y programas de prevención, educación, asesoramiento jurídico y asistencial así como una atención posterior de calidad a las víctimas y sus hijos e hijas, también víctimas de primer orden de la violencia machista.  También partidas del Pacto de Estado para estas acciones en la Comunidad de Madrid no se han ejecutado de forma satisfactoria.

Hombres y mujeres! la lucha es compartida, es hora de hacer frente a estos discursos negacionistas y retrógrados exigiendo a los poderes públicos que cumplan las leyes que han aprobado.

Sigamos avanzando.

¡Ni un paso atrás en el camino de la erradicación de la violencia hacia las mujeres!

Asociación vecinal El Pueblo que queremos