[ultimate_fancytext fancytext_prefix=”25 DE NOVIEMBRE: POR QUÉ Y PARA QUÉ” fancytext_effect=”ticker” strings_tickerspeed=”200″ ticker_show_items=”1″ ticker_hover_pause=”true” fancytext_trans=”capitalize” sufpref_color=”#1a8484″ fancytext_tag=”h1″ fancypre_trans=”capitalize” fancytext_strings=”Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer” strings_font_style=”text-decoration:underline;,font-weight:900;” fancytext_color=”#408b96″ prefsuf_font_family=”font_family:Lato|font_call:Lato|variant:900″ prefsuf_font_style=”font-weight:900;” strings_font_family=”font_family:Lato|font_call:Lato|variant:900″ strings_font_size=”desktop:24px;” prefix_suffix_font_size=”desktop:24px;”]

Desde la Asociación Vecinal El Pueblo Que Queremos os invitamos a participar en el acto que celebraremos el próximo sábado 23 de noviembre en la Plaza de España a las 12:00. Todas las conciencias son necesarias para lograr el cambio, todas las voces. Somos conscientes de esta realidad cotidiana que solo es noticia cuando llega la muerte. Queremos contribuir a denunciar, a nombrar, a abrir conciencias, a erradicar todas las manifestaciones de violencia de género, contribuir a que la igualdad y el respeto sean un hecho.

El 25 de noviembre fue declarado “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer” por Naciones Unidas en diciembre de 1999. Desde 1981 grupos de feministas latinoamericanas conmemoraban en esta fecha un lamentable suceso: el asesinato de las tres hermanas Mirabal en República Dominicana. El 25 de noviembre de 1960, tres hermanas (Patricia, Minerva y María Teresa), opositoras al dictador Trujillo, activistas políticas,  fueron asesinadas.

En la “Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Asamblea General de las Naciones Unidas definió la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vía pública o en la vía privada”.

La violencia sigue presente hoy día en nuestras sociedades, legitimada por múltiples creencias erróneas y por intereses deshumanizados. La violencia de género nos recuerda que la construcción social de la identidad es sexista, desigual, que asigna valores diferentes a hombres y mujeres, que nos jerarquiza y nos despoja de derechos.

Las mujeres sufrimos violencias diversas, con el lenguaje que nos veja y descalifica, con la sexualidad impuesta,  exigida o negada, con el miedo a sentirnos libres en la noche y en las calles, con las brechas salariales, con los prejuicios, con la culpa que lleva a que las víctimas se sientan responsables  y sean responsabilizadas del daño sufrido por la sociedad que absuelve a los agresores.

Las mujeres seguimos sin sentirnos libres y dueñas del espacio, del privado y del público, de nuestros cuerpos, de nuestras vidas.

Contacta con la asociación