AYUNTAMIENTO DE LAS ROZAS DE MADRID

Declaración institucional propuesta y redactada por Contigo (EPQQ) y asumida por todo el ayuntamiento por el

Día Internacional para la Tolerancia.

El primer artículo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos reconoce que “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”.

Se trata de una declaración, universalmente asumida, que promueve la convivencia fraternal en el respeto a los demás, en el aprecio de su diversidad, que establece la TOLERANCIA como estándar común al que deben aspirar pueblos y naciones.

Sin embargo, aunque es verdad que las personas vivimos más conectadas, ello no significa que exista un mayor entendimiento y respeto. Las sociedades son cada vez más diversas y podrían beneficiarse de ello. Lejos de hacerlo, la actual crisis humanitaria que vivimos trae como consecuencia un preocupante aumento de las manifestaciones de racismo, de intolerancia contra personas migrantes, refugiadas y otros colectivos vulnerables.

Hoy, en este día internacional a favor de la TOLERANCIA, el pleno del ayuntamiento de Las Rozas de Madrid, consciente de la relevancia del entorno local, en el que vivimos y convivimos día a día personas de diferentes culturas y condiciones, quiere ser expresión de ese compromiso solidario al poner en valor la TOLERANCIA SOCIAL como una de las mejores muestras de inteligencia colectiva, de la que como municipio creemos tener, lo que nos permite progresar en un entorno pacífico y enriquecedor.

Es por ello que aprovechamos este día para manifestar:

  • Que educar para la tolerancia supone enseñar a reconocer, respetar, disfrutar y defender la legitimidad de la diversidad de las culturas del mundo. Valorar y respetar al otro en un proceso dinámico de comunicación, aprendizaje y enriquecimiento mutuo.
  • Que la tolerancia y el respeto ayudan a relativizar nuestros valores, sin duda muy honestos, pero ni únicos, ni los mejores, así como nuestras necesidades, importantes pero seguramente no las más vitales, y dejar un espacio para comprender y tomar en consideración las de los demás.
  • Que la tolerancia y el respeto implican cuidar y legitimar la interculturalidad como convivencia y fusión de culturas en diálogo y
    http://elromancesonambulo.blogspot.com.es/2013/12/la-rana-que-no-sabia-que-se-estaba.html

    http://elromancesonambulo.blogspot.com.es/2013/12/la-rana-que-no-sabia-que-se-estaba.html

    coexistencia pacífica, que mutuamente se ayudan a crecer y a progresar.

  • Que la tolerancia y el respeto permiten crear espacios comunes de colaboración que facilitan construir sociedades más justas y evolucionadas, en una búsqueda expresa para superar prejuicios por razón  de raza, etnia, ideología, creencia, religión, clase, sexo, orientación sexual, discapacidad, enfermedad o situación familiar, que producen tensiones, desigualdad y retroceso social.
  • Que la tolerancia nunca debe ser entendida como indiferencia o resignación, sino como una virtud individual, pública y social que requiere a su vez intransigencia con la violencia, con el fanatismo en las ideas y con la conculcación de los derechos humanos.
  • Que la tolerancia favorece la empatía entre las personas y puede contribuir a resolver muchos de los conflictos más graves que nos rodean y a erradicar muchas muestras de violencia.

Sin embargo, hemos de reconocer, que nos queda mucho camino por recorrer.

Como bien dijo Martin Luther King

hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos”…

En este día tan especial y fraterno, los representantes de las vecinas y vecinos de Las Rozas, se comprometen a trabajar por seguir impulsando un municipio donde el pluralismo, la participación y el respeto a las diferencias sean una seña de identidad y no quepa jamás el miedo, la desconfianza y la marginación social. Y animan al resto de actores municipales a que se sumen a esta tarea tan alentadora.

Trabajemos por ello y hagamos de la TOLERANCIA un valor, de verdad, universal, por el bien de todos y todas.