-Carta al Alcalde de las Usuarias afectadas-

El colectivo de Personas Mayores del municipio de Las Rozas de Madrid, un colectivo social que depende de la Concejalía de Familia, Servicios Sociales, Vivienda y Distrito Centro, concretamente del Área de Mayores que, entendemos, tiene entre sus prioridades atender a la salud emocional, mental y física de este colectivo.

La gran mayoría de nosotros somos usuarios, o lo hemos sido, o hemos intentado serlo, o queremos serlo, del taller de Historia del Arte impartido por D. Diego Blanca desde hace 16 años en el contexto de las ofertas de ocupación y formación para Mayores que se ofrecen desde la mencionada Concejalía.

Fuente: Colectivo de Personas mayores de las Rozas de Madrid

Este taller, en su larga trayectoria, ha sido el que más ha crecido en demanda por parte de los usuarios de los Centros de Mayores del Municipio, alcanzando prácticamente los doscientos alumnos y manteniendo unas extraordinarias listas de espera año tras año.

 

Fruto de la formación y metodología del profesor, el resultado no ha podido ser más brillante, y la multiplicación del número de clases, la ampliación del número de plazas y las listas de espera, prueban el interés suscitado y el éxito de esta propuesta en la que se imparten conferencias, realizan visitas educativas por Madrid, museos o exposiciones, e incluso viajes de larga duración, ocupándose en todos los casos sistemáticamente todas las plazas ofrecidas para dichas actividades.

 

Ahora, llega a nuestro conocimiento que D. Diego Blanca ha quedado excluido de este servicio y, más allá de la lesión causada a un profesional que lleva muchos años formando parte de nuestras vidas, de la del municipio y de sus asociaciones, somos nosotros, como usuarios de este servicio, los que como perjudicados le solicitamos que intervenga aportándonos una solución ante esta lamentable e inaceptable situación.

En la sucinta información que se nos ha ofrecido, tan sólo se apunta a que la negociación entre D. Diego Blanca y la empresa adjudicataria del servicio no ha dado buenos frutos. Nuestras preguntas son:

 

  • ¿en qué modo se ha expuesto el trabajo de este profesor en esta ocasión para no ser contratado directamente como lo ha sido anteriormente?
  • ¿qué clase de oferta se le ha hecho para que resultara inaceptable por
  • su parte llegar a un acuerdo con la empresa ganadora del concurso?
  • ¿qué redacción del pliego de condiciones de ese concurso se ha hecho para que no quedara garantizada la continuidad de un servicio de probada calidad y altamente demandando?
  • ¿qué falta de previsión se ha tenido ante esta eventual circunstancia, y qué falta de soluciones se han propuesto después cuando se ha producido?

 

Si los responsables de la gestión de todos estos elementos pretenden aplicar un principio de hechos consumados, nosotros no estamos dispuestos a aceptarlo, máxime cuando no se alega un deterioro del servicio, una dejación de responsabilidades por parte del mencionado profesor o algún otro problema que pudiera justificar su exclusión.

 

Por todo lo expuesto apelamos a usted como máximo responsable de nuestro Ayuntamiento y  le rogamos busque una solución de continuidad para atender a nuestra demanda.