El 9 de abril en el encuentro telemático de más de 1000 mujeres que nos conectamos a la convocatoria de EntrePueblos  “Economía feminista: Desafíos, propuestas y alianzas”, se habló fundamentalmente sobre las consecuencias del coronavirus en la vida de las mujeres.

En estos días se está informando sobre el aumento de las denuncias  de violencia de género en los espacios confinados y que el mayor peso de los cuidados en el espacio doméstico está recayendo nuevamente sobre las mujeres, desde un abordaje utilitarista y patriarcal de la pandemia.

Volvemos, retrocedemos… a las “casas fábrica” (Gago, V.) de producción, reproducción y cuidados a cargo de la mujer. Trabajos no pagados, precarios, despreciados…

¿quién puede “parar” en la cuarentena? Las mujeres desde luego no!

Para algunos grupos más desfavorecidos de mujeres racializadas “llueve sobre mojado”; la ocupación de ciertos espacios les afecta de forma especial; están, y por obligación, al frente de la limpieza, las cajas de supermercados y el cuidado en ocasiones sin protección suficiente, de mayores enfermos de coronavirus. 

La pandemia vuelve a visibilizar la fragilidad de la vida – ya anticipada por el ecofeminismo – unas vidas que al sistema neoliberal no le importan, ya que cada persona es “responsable de la suya”.

También el brutal impacto que los recortes de gobiernos neoliberales han tenido en la sanidad. Asistimos a la crisis de un modelo que no cuida a las personas ni sus vidas.

Se nos dice que se están adoptando medidas, pero no se informa sobre resultados. ¿Cómo podemos ayudar desde la sociedad civil?

Al terminar esta pesadilla tendremos que volver a salir a las calles a reivindicar “lo público”, único modo de redistribuir los recursos con la sanidad y la educación como garantes de la igualdad ciudadana. También la reorganización de la economía que ponga en el centro la vida de las personas exigiendo la subsistencia digna de todas las personas y negándonos a los ajustes y recortes.

Animamos a los hombres que ya son conscientes de la violencia de género y que quieren contribuir a eliminarla, a lanzar una campaña que se difunda ampliamente para neutralizar los comportamientos dañinos y lanzar el mensaje alto y claro de que los cuidados no son privativos de las mujeres. Que todas las personas debemos cuidar y ser cuidadas.

Fdo: Compañeras de colectivos de la Sierra Noroeste de madrid

Economía Feminista, para no volver a la “normalidad”

¡TODAS, TENEMOS DERECHO A VIVIR DIGNAMENTE!

En pocos meses las personas que habitamos el Planeta Tierra nos hemos visto sorprendidas por una “emergencia sanitaria” provocada por la pandemia de enfermedad por coronavirus. Pero hace demasiado tiempo que diversidad de voces alertan sobre la llamada “crisis global”, “crisis civilizatoria” del sistema capitalista que nos ha ido golpeando a lo largo de décadas: crisis alimentaria, energética, de los cuidados, crisis económica y financiera, crisis de representación política, crisis migratoria y de personas refugiadas, crisis climática y ecológica. Pero no tenemos varios planetas ni sociedades donde se desarrollen por separado cada una de estas dimensiones, sino que todas confluyen e interactúan sobre una misma realidad física y social.

El capitalismo heteropatriarcal, racista, militarista y colonial en su proceso de globalización, ha hecho crecer las condiciones de precariedad económica, social y afectiva de las personas, con diferentes intensidades, en todos los continentes con un objetivo claro: acelerar la mercantilización de la vida y del planeta.

Tiempo de la verdad desnuda, sin adjetivos, donde las palabras y los hechos no pueden ir por separado. El feminismo está poniendo sobre la mesa un nuevo sentido común que necesitamos desesperadamente: la vida y los cuidados en el centro de la vida, la solidaridad, el apoyo mutuo, la comunidad y la conciencia crítica, por encima del individualismo y la cultura del miedo. Hemos de tomar conciencia que somos dependientes, ecodependientes, e interdependientes. Podemos ser autónomas, pero no autosuficientes. Estos valores son la mejor receta para el coronavirus.

En este sentido, en el apartado PUBLICACIONES de nuestra Web puedes descargarte el libro que editamos en ENTREPUEBLOS-ENTREPOBLES-ENTREPOBOS-HERRIARTE, “Economía feminista. Desafíos, propuestas, alianzas” coordinado por Cristina Carrasco Bengoa y Carme Díaz Corral, con textos de: Cristina Carrasco Bengoa, Carme Díaz Corral, Silvia Federici, Verónica Gago, Yayo Herrero, Yolanda Jubeto Ruíz, Mertxe Larrañaga Sarriegi, Amaia Pérez Orozco, Natalia Quiroga Díaz, Corina Rodríguez Enriquez.

Creemos que el contenido de este libro nos puede servir como excusa para pensar juntas qué estamos haciendo y qué queremos hacer en estos momentos de emergencia sanitaria y pandemia del capital, tejiendo redes de feminismos internacionalistas, ecologistas, decoloniales, antirracista, con propuestas alternativas al sistema capitalista depredador que despoja de derechos, desprotege y mata.

Contra todas las pandemias del capital: más políticas públicas de protección social con carácter universal, más redes de solidaridad y más empoderamiento social. Estos valores son la mejor receta frente al coronavirus, para resistir y sumar rebeldías solidarias.

 

¡POR UNA COOPERACIÓN FEMINISTA ENTRE LOS PUEBLOS!
¡TODAS, TENEMOS DERECHO A VIVIR DIGNAMENTE

 

Fuente: #EntrePueblos

Contacta con la asociación