La asociación vecinal El Pueblo Que Queremos de Las Rozas apoya el Decálogo suscrito por los profesionales sanitarios de #Actuar COVID, preocupados por la evolución de la pandemia en la Comunidad de Madrid.

La situación actual amenaza de nuevo con la posibilidad de colapso del sistema. Existe aumento de contagios e ingresos en planta y en cuidados intensivos. Los hospitales comienzan a suspender consultas e intervenciones no urgentes y la atención primaria no puede atender con rapidez todos los casos sospechosos.

La infección por COVID-19 está repuntando en la Comunidad de Madrid. Aumentan las personas contagiadas, los ingresos hospitalarios y en las unidades de cuidados intensivos, mientras la atención primaria carece de los medios para atender con rapidez a todos los sospechosos de COVID-19 y no puede atender bien las visitas no relacionadas con la COVID- 19 y en la atención hospitalaria se comienzan a suspender las intervenciones no urgentes.

 

 

Ante este panorama, con la posibilidad de un nuevo colapso en el sistema sanitario, un grupo de sanitarios preocupados por la marcha de los acontecimientos, y acogiéndonos al derecho a la participación ciudadana, reclamamos al Gobierno de la Comunidad de Madrid la adopción URGENTE del siguiente decálogo de medidas necesarias para la contención de la COVID-19, al margen de las medidas extraordinarias de restricción de la movilidad o de reunión que exija la situación actual:

Por ello y para la contención del virus son necesarias medidas desde la administración sanitaria, al margen del uso de mascarilla, la distancia social o la limitación en reuniones es preciso:

  • 1. Apertura de todos los centros de salud y de los consultorios locales y refuerzo de sus plantillas, para dotarles de los medios para atender los casos sospechosos de COVID-19 y el resto de problemas, lo que supone la incorporación de un 20% más de profesionales sanitarios a la plantilla de atención primaria del Sistema Madrileño de Salud (anual, indefinido) y el refuerzo de las líneas telefónicas y de los administrativos.
  • 2. Contratación de rastreadores para la detección de contactos estrechos, en número de 30 por 100 000 habitantes, es decir, entre 1700 y 2000 (contratos anuales, indefinidos). Estos rastreadores deberán integrarse en las plantillas de salud pública, de manera funcional o estable para su movilización y respuesta rápida.
  • 3. Establecimiento de las zonas básicas de salud como unidades de coordinación de las actividades de atención primaria, salud pública y los servicios sociales para hacer posible el uso eficiente de los recursos desde una perspectiva de trabajo comunitario.
  • 4. Refuerzo de los servicios centrales y las unidades técnicas de salud pública con, al menos, 40 técnicos de salud pública (vinculación permanente; fuera de situación de pandemia este personal realizará otras tareas de salud pública, como la promoción de salud, prevención, vigilancia de enfermedades crónicas, etc.).
  • 5. Suficiente capacidad para analizar pruebas PCR en los laboratorios del SERMAS para la detección de todos los casos entre aquellos con síntomas y entre los contactos estrechos, así como en los cribados selectivos en poblaciones específicas en ámbitos geográficos muy localizados.
  • 6. Garantías para que los casos positivos se aíslen y los contactos estrechos guarden cuarentena sin sufrir perjuicios económicos: facilitar apoyo económico y social, y habilitar espacios para alojar a quienes no puedan aislarse o guardar cuarentena en su domicilio.
  • 7. Plan de preparación de los hospitales, con apertura de todas las camas cerradas, circuitos separados para la COVID-19 y el resto, refuerzo de personal y optimización de todos los recursos.
  • 8. Plan de contingencia continuado en las residencias de personas mayores para garantizar su salud, bienestar y seguridad.
  • 9. Garantía de la seguridad de todos los trabajadores, especialmente los sanitarios, personal de centros sociales (residencias, etc.) y otros trabajadores esenciales, así como aquellos en trabajos más precarios, como los trabajadores temporeros de la agricultura (equipos de protección individual, limpieza intensiva de lugares de trabajo, alojamiento decente y condiciones de higiene, etc.).
  • 10. Plan de actuación para los establecimientos docentes para garantizar que las actividades presenciales se llevan a cabo con las mínimas posibilidades de contagio.

 

Estas medidas recomendadas suponen un gasto total de alrededor de 400 millones de euros, que puede sufragarse con creces con una parte reducida de los aproximadamente 2250 millones que la Comunidad de Madrid ha recibido o recibirá del fondo extraordinario aprobado por el Congreso para la COVID-19.

Creemos que este decálogo constituye un conjunto de medidas mínimas indispensables para poder contener o frenar el crecimiento de la infección por COVID-19 en la Comunidad de Madrid. Sin la aplicación de estas medidas tendremos que volver indefinidamente a políticas de confinamientos periódicos, con las consecuencias tan negativas que tienen para todos.

Además, solicitamos:

— la constitución de un comité científico COVID-19 asesor para la Comunidad de Madrid, con profesionales independientes con experiencia y conocimiento, que evalúe la situación e informe del desarrollo de estas y otras medidas necesarias para la contención de la pandemia y monitorice su cumplimiento y sus resultados.

— el establecimiento de unos indicadores públicos y transparentes, de actualización diaria, que sirvan para orientar todas las medidas para la contención de la COVID-19.

La pandemia ha causado muertes, sufrimiento y secuelas que, en parte, podían haberse evitado, y han supuesto un enorme esfuerzo para los profesionales sanitarios que todavía no se han recuperado. Es URGENTE que el Gobierno y el parlamento regionales adopten estas medidas que doten de manera adecuada y suficiente al sistema sanitario para evitar nuevas muertes y sufrimiento, tanto por la COVID-19 como por problemas de salud no atendidos que ahora serían imperdonables. Es URGENTE actuar por imperativo sanitario, y también porque es preciso recuperar el dinamismo social y la actividad económica de los que dependen el bienestar de las personas y de la sociedad.

Cada día que no se actúa supone más muerte y más dolor, HAY QUE ACTUAR YA. Suscriben este documento:

Un grupo de profesionales sanitarios preocupados por la evolución de la pandemia en la Comunidad de Madrid, que queremos enviar nuestra propuesta al Gobierno madrileño y a la Asamblea de Madrid, así como difundirla al conjunto de la sociedad de nuestra región.

Ver manifiesto PDF

#ActuarCOVID, @ActuarCovid