“Haber trabajado directamente en el trato con vecinos ha sido un privilegio y muy enriquecedor”

El pasado 13 de junio, el salón de actos del Polideportivo de Navalcarbón acogió un homenaje a Antonio Gelaber, empleado público del Ayuntamiento de Las Rozas como técnico deportivo. Nos cuenta que ha dado clases a tres generaciones de roceñas y roceños. 45 años residiendo en Las Rozas y 40 de empleado público le hacen ser una persona enormemente reconocida y apreciada en la localidad. Muy comprometido con el asociacionismo vecinal y siempre atento a proponer iniciativas al ayuntamiento, se lamenta de que no siempre la voz de los vecinos llega a la corporación municipal y es tenida en cuenta

P. En estos días pasados, has recibido una grata sorpresa en forma de agradecimiento colectivo de tus numerosas alumnas y alumnos después de tu jubilación como técnico deportivo municipal. El acto en el salón de Navalcarbón fue muy emotivo.

Sí, efectivamente, ha sido una sorpresa. Cuando llevas año y medio jubilado y sin aparecer por allí, no esperas que nadie se acuerde de ti. Estoy muy agradecido a mis alumnos y alumnas de la Escuela Municipal de Salud de la concejalía de Deportes. Me ha sorprendido tantas muestras de cariño y afecto hacia mí, que agradezco muchísimo.

Han sido muchos años, he tenido una carrera larga en el Ayuntamiento de Las Rozas (39 años y medio) Es lógico que la gente se acuerde de ti. He tenido la suerte de tener un oficio que facilita el trato personal y esto siempre me ha llenado de satisfacción: ha sido un honor dedicar los últimos 34 años de mi vida laboral a los más veteranos del municipio.

P. Pasear contigo por Las Rozas es un constante saludar a la gran cantidad de personas que te conocen y a las que has impartido clases de mantenimiento y práctica deportiva, en tus muchos años de actividad municipal.

Yo me imagino que le pasaría exactamente igual a cualquier persona que lleve 45 años viviendo en Las Rozas y 40 como trabajador municipal. Es verdad que mis hijos, cuando eran pequeños, no querían salir conmigo, cuando íbamos al pueblo decían que me paraba mucho a saludar a la gente; bueno… es así y lo asumo.

Soy una persona que ha trabajado en los colegios dando clase a los niños. He dado clase a sus padres y durante los últimos 34 a sus abuelos. He coordinado los Juegos Municipales donde participan miles de personas que te terminan conociendo. He trabajado también en la gestión pública y tenido la suerte de estar siempre en contacto directo con personas, no es más que eso: un lujo haber sido servidor público.

P. Después de la jubilación, cómo enfocas tu actividad. Nos imaginamos que continuarás con tu participación en la asociación El Pueblo que Queremos.

Estar jubilado te permite disponer más de tiempo libre, como siempre digo: “no siempre puedes hacer lo que quieres, pero puedes negarte hacer lo que no quieres” Monto más en moto, viajo más, leo todo lo que cae en mis manos y no pierdo el tiempo haciendo cosas que no me apetece hacer.

P. Ahora que estás fuera del área de Deportes del Ayuntamiento, cómo ves la gestión que se realiza. En muchas ocasiones, sabemos que has propuesto numerosas iniciativas para que se desarrollasen por parte de la concejalía.

Recuerdo la buena gestión del alcalde Jesús Zúniga, que apostó por la cultura con mayúsculas, por una cultura integral: cultura intelectual y cultura física. La cultura física es algo fundamental, forma parte de la cultura, del cuidado de la salud y la calidad de vida, haciendo que los ciudadanos conozcamos la actividad física como medio para proporcionar una vida más saludable y él y su gobierno, se preocuparon de ello. Los sucesivos gobiernos municipales han llevado a cabo una labor continuista, eso sí, mejorando algunos aspectos, ya que el número de habitantes ha aumentado y también el número de instalaciones y centros donde practicar actividad física y deporte. Otra cosa son los servicios que han privatizado y el perjuicio que han causado a los ciudadanos; sobre esto, hay mucho que decir, pero no cabe en esta pequeña entrevista.

Sobre la gestión actual, al margen de la labor que se viene haciendo en las escuelas municipales, considero necesaria la labor en el ámbito del deporte reglado y federado, aunque difiero sobre la excesiva privatización de la gestión en deportes como fútbol, baloncesto y otras muchas actividades. Echo muy en falta otras diferentes, que tienen que ver con el ocio y recreación. Tienen que atender esa necesidad y empezar a ocuparse de los ciudadanos que ven en la actividad de ocio, una oportunidad para ocupar su tiempo libre, por ejemplo, colocar en los parques sombras, para que se puedan instalar mesas fijas de ping pong, ajedrez, petanca y otros juegos para personas de edades avanzadas. Echo eso de menos, más juegos de entretenimiento en los parques y en la ciudad. El Ayuntamiento, como entidad administrativa más cercana a los ciudadanos, debería preocuparse por estas cosas.

P. Una de las cosas que mas se echa en falta, y en la asociación vecinal bien se conoce, es que desde el ayuntamiento no se tiene demasiada confianza en la participación de los vecinos en la vida municipal. Esto da un poco de pena, ¿no te parece?

Sí, es verdad. El gobierno municipal tiene la obligación de escuchar más a los ciudadanos y ciudadanas, pondré sólo dos ejemplos: en otros municipios se favorece la participación ciudadana mediante los llamados presupuestos participativos, de demostrada eficacia en otros municipios similares al nuestro. Es necesario escuchar las sugerencias de los ciudadanos. Creo recordar, que hubo más de 750 propuestas vecinales en Las Rozas, pero todo aquello parece que ha quedado en el olvido y nunca más se supo.

Otro punto conflictivo es el relacionado con los Huertos Urbanos; han oído lo que decían los vecinos, pero no han escuchado, ni atendido las sugerencias y cambios propuestos por ellos.

Escuchar es muy importante, los gestores públicos tienen que ser escuchadores, conocer y saber qué pueden necesitar los ciudadanos. En el fondo, son ellos los que tienen la posibilidad de poner a quien mejor defienda sus intereses. Es una pena, porque los ayuntamientos es la administración más cercana a los vecinos y la que puede dar una respuesta inmediata a sus necesidades.

Contacta con la asociación