Apuntes Sobre Economía Básica “Para Tontos” (opiniones)

Puede que esté equivocado, pero creo que no hace falta estudiar ninguna carrera de economía para entender lo que está ocurriendo en España. Un ejemplo claro podemos encontrarlo ahora mismo en el conflicto que sufren los viajeros del Prat de Llobregat.

AENA, que es la empresa semi-privatizada que gestiona los aeropuertos en España con pingües beneficios anuales, sub-contrata la seguridad de nuestros aeropuertos a otra empresa privada, en este caso EULEN.

TONY RODECUES para El Pueblo Que Queremos

Esta empresa, también con pingües beneficios anuales, contrata a unos empleados con sueldos de miseria para que se responsabilicen de nuestra seguridad, en tiempos dónde el terrorismo internacional campa a sus anchas.

Con todo el derecho del mundo, los susodichos empleados montan una huelga que no solo desbarata las vacaciones de miles de personas, sino que también altera los protocolos de seguridad de los pasajeros.

La respuesta del gobierno es cubrir temporalmente los puestos en huelga por agentes de la guardia civil.

Y yo pienso esta tontería:

  • Si los aeropuertos fueran gestionados por el gobierno, se encargarían de su seguridad las fuerzas de seguridad del estado, que cómo su mismo nombre indica están precisamente para eso.
  • De esta guisa, el Estado debería incrementar su plantilla de funcionarios para estos cuerpos, entre los que podrían reubicarse empleados de esas mismas empresas privadas.
  • Como el Estado no tiene porque tener beneficios, se podrían pagar sueldos dignos y con la seguridad de un puesto de trabajo de por vida, y con todos sus derechos sociales, estos trabajadores tendrían más dinero para gastar y mejorarían los ingresos a la seguridad social.
  • Si esto se hiciera con todos los servicios básicos de interés general, tales cómo: energía, enseñanza, sanidad, transporte público, farmacéuticas, investigación, incluso banca pública, etc… terminábamos con los problemas de paro y por tanto del déficit de la seguridad social, crecería el consumo y el PIB, pero en esta ocasión distribuido entre TODOS los ciudadanos, que son los legítimos propietarios de todos estos bienes y servicios.
  • Los países no tendrían que endeudarse tanto, pues el coste de la prestación de estos servicios debería ser menor que en manos privadas, y al mejorar la economía se incrementarían la recaudación fiscal y se reduciría el coste por desempleo.

Los defensores de lo privado dirán, y con razón, que durante la dictadura franquista los monopolios que gestionaban todos estos servicios básicos eran un desastre. Lo que no dicen es que lo eran por la corrupción de las altas esferas del estado, que robaban a espuertas a costa de la calidad de estos servicios.

Lo que ocurre actualmente es que los descendientes de aquellos patricios son ahora los propietarios de estas macro empresas privatizadas, que los sucesivos gobiernos de la supuesta democracia puso en sus manos a precios de saldo, cuando no regalados.

También nos dirán que la UNIÓN EUROPEA obliga a privatizar estos servicios. Cierto. Esta es una UNIÓN contra los estados, contra lo público, y por ende contra los ciudadanos, puesto que solo beneficia a los oligopolios y grandes empresas multinacionales, cada vez más poderosas que esos mismos estados, lo que les permite ser los verdaderos gobernantes en la sombra.

Todo y con esto, existen países en los que muchos de los servicios básicos están en manos del estado, que funcionan con las máximas garantías y calidad, y que les cuestan a los erarios públicos mucho menos dinero que el tener que contratarlos a empresas privadas ( países escandinavos, Canadá, Australia, Austria…)

Nunca he entendido que un estado no pueda obtener los mismos beneficios por prestar un servicio público que obtiene una empresa privada. Y el problema es que cuando dan dinero se traspasa a las grandes corporaciones y cuando hay pérdidas lo pagamos entre todos ( Bankia, Autopistas, etc.)

Pero para que un estado pueda prestar eficazmente los servicios que nunca debió de poner en manos privadas hace falta que haya buenos gestores profesionales y no políticos al frente, que sea una cuestión de estado y no de un partido político en el poder, y que la corrupción sea perseguida desde un poder judicial verdaderamente independiente.

En resumen, que en España lo tenemos crudo, muy crudo.

La “solidaridad” en el consumo

 

Este artículo es una reflexión crítica sobre los distintos “dispositivos” que conforman y reproducen las estructuras de nuestra realidad social. Para ello intentaré evitar los habituales reduccionismos en los cuales no se reconoce otra realidad que la que nos ofrece esa misma realidad que aceptamos como dada. Por la extensión del asunto acotaré la crítica al uso utilitarista que tiene el término solidaridad dentro del actual contexto de la narrativa neoliberal y a la necesidad para los movimientos transformadores de repensar los medios y fines de una “solidaridad prefabricada” que nace y se reproduce alrededor de un mercado que se constituye y erige para sí como el Leviatán realizador de intereses y/o necesidades.

Fuente https://www.miopiamagna.org/

No por obvio conviene recordar que nacemos y existimos bajo unas condiciones sociales dadas, en nuestro caso dentro de la lógica capitalista. Bajo este tipo de sociedades la forma básica es la mercancía y sobre ésta giran todas las relaciones sociales mediadas por el mercado.

Sociedades que se rigen, con respecto al sujeto, por la búsqueda del bienestar individual y en las que bajo la dictadura de lo cuantitativo frente a lo cualitativo el valor de la solidaridad finalmente queda enmarcado a una simple acción espontánea que estará siempre supeditada a la buena voluntad del sujeto perdiéndose con ello su principio ético rector como vinculo social que se orienta hacia el bienestar común, hacia la cohesión de todas y cada una de sus partes. Para llegar hasta aquí también desde el plano simbólico y discursivo el concepto de la palabra solidaridad ha tenido un proceso de vaciado y resemantización a otra más hegemónica y por tanto de sentido común en sintonía con el relato neoliberal. De este modo cedemos y el mercado se apropia de las fuentes discursivas del sentido y lo reintroduce, mediado por el consumo, como acto de generosidad y/o caridad, resaltando y reforzando como valor supremo la bondad individual del que la ejerce.

Dentro de esta dinámica cabría valorar también el efecto colateral que se da una vez transformada en bien de consumo, la “solidaridad prefabricada”, e incorporada dentro de la cadena para su reproducción y circulación. Tenemos entonces la lógica perfecta y a su vez perversa por la que cualquier acto del consumo se puede transfigurar en un acto de solidaridad por consiguente también la solidaridad puede entonces legitimar cualquier acto de consumo. En estos actos hay algo que no se ve fácilmente, también se está comprando ideología. La posible mala conciencia que pudiese quedar por un consumismo irracional y destructivo podría llevarnos, en un examen de conciencia, a intentar hacer algo para contrarrestarlo. Pero en este hacer dentro del consumo lejos de poder aprovecharlo para concienciar obtenemos justo lo contrario. Tendremos un consumidor sin mala conciencia, que no interioriza realmente sus acciones supuestamente solidarias, porque en el precio de los productos ya se está añadiendo veladamente un valor: el blanqueado de la mala conciencia o dicho de otra forma añadimos en el consumo unas dulces cucharaditas del deber moral con los demás. Una vez más se cierra el círculo de toda sociedad consumista, el individuo deviene finalmente como sujeto de consumo y en su acción como consumidor altruista dentro del mercado prefiere ésta, más cómoda y a la carta, sobre otras formas de acción colectivas.

Como anteriormente introducía existe otro plano muy importante y necesario para hacerlo sostenible, la ideología. Ésta atraviesa a los sujetos interpelados en estas campañas que se envuelven bajo simplistas estrategias de apelación emocional haciendo desaparecer o quedando en un plano secundario cualquier tipo de profundización, razonamiento argumentado o explicación sobre los proyectos a los que se van a destinar estas ayudas. Además, o en primer lugar, se introduce con ellas un mensaje de condicionamiento subliminal y de retorno consumista en la que si yo no consumo entonces tampoco estoy colaborando con nada. El sujeto atomizado al que se le es representada la solidaridad como una mera acción individual mediada por el mercado, como un servicio o producto más, produce en él un efecto de consumo para sí mismo que provoca a la larga un distanciamiento de las acciones conjuntas asociadas a retos como el bienestar común o la justicia social.

Otro pilar no menos importante para la construcción de este relato es la necesidad en primera instancia constituir material y discursivamente en protagónico al mercado como un espacio exclusivo para resolver los asuntos de interés social. Para ello las multinacionales dentro del terreno asimétrico donde coinciden se autoconstituyen como actores necesarios y las oenegés se convierten en actores complementarios por una apremiante necesidad material. La introducción de estos dispositivos de “solidaridad prefabricada” dentro del mercado no nos sale gratis. Por un lado se consigue la disciplinación de las iniciativas solidarias que se construyen en la sociedad civil ya que la misma limitación de tiempo y dinero que genera el propio sistema, nos lleva a que estas empresas del “marketing social” monopolicen mediante los usos cotidianos del consumo la oferta de una cómoda solidaridad a la carta de sencilla realización. Con el valor simbólico añadido de hacer de paso una aséptica limpieza de imagen corporativa a todas estas empresas que se adhieren a ellas.

A modo de conclusión, con la introducción  y mediación del mercado se fomenta una práctica de la solidaridad que ahonda los problemas que queremos resolver y anula mayormente cualquier tipo de experiencia de cooperación así como cualquier actitud reflexiva y de compromiso.

Este texto era una deuda pendiente y nace de una propuesta que se realizó dentro del foro de EPQQ. Con el no pretendo llegar a verdades absolutas, pero sí a intentar llegar a hacernos las preguntas adecuadas. Finalizaré parafraseando a Nabokov sobre el poema «El sofá» de William Cowper porque quizás de una forma no consciente no dejemos siempre de estar talando los árboles de las avenidas para luego tener que andar con sombrilla.

No lejos, un tramo de columnas
Nos invita. Monumento de antiguo gusto,
Ahora desdeñado, merecedor de otro destino.
Nuestros padres supieron del valor de una sombra
Bajo el sol riguroso; y, en paseos umbríos
Y en pequeños cenadores gozaron, a mediodía,
Del frescor y la oscuridad del día declinante.
Llevamos nuestra sombra con nosotros: privados
De otra pantalla, abrimos las tenues sombrillas
Y recorremos un desierto indio sin un solo árbol.

Pako Soler para El Pueblo Que Queremos

Guardar

Guardar

“Poison Papers”: los papeles que demuestran cómo se ha intoxicado el planeta

Compartimos el enlace a los “Poison Papers”, más de 20.000 documentos filtrados que muestran las décadas de complicidad entre la industria y las autoridades para ocultar la toxicidad de pesticidas peligrosos y otros productos químicos.

Fuente y publicación original https://www.libresdecontaminanteshormonales.org/

Ver los documentos en DocumentCloud

 

Los papeles

La publicación se debe al Bioscience Resource Project y al Centro para los Medios de Comunicación y la Democracia, que han descubierto y digitalizado este conjunto de documentos que se remontan a 1920.

En su conjunto, los documentos muestran que aunque la industria y los reguladores sabían la extraordinaria toxicidad de muchos productos químicos, trabajaron juntos para ocultar esta información al público y a la prensa.

Estos documentos demuestran que muchos procesos de regulación de tóxicos han sido un fraude que ha puesto en serio peligro la salud humana y del medio ambiente.

Los papeles son una recopilación de más de 20,000 documentos obtenidos de agencias federales y fabricantes de productos químicos a través de solicitudes de registros abiertos y litigios de interés público.

Muchos nunca han sido publicados por lo que los Poison Papers ofrecen una oportunidad única para que los investigadores, el público y los medios de comunicación descubran mucho más sobre lo que se sabe sobre la toxicidad química, cuándo y por quién.

Incluyen estudios científicos internos y resúmenes de estudios, memorandos e informes internos, actas de reuniones, discusiones estratégicas y testimonios jurados.

Los fabricantes de productos químicos mencionados en los documentos incluyen: Dow, Monsanto, DuPont y Union Carbide, así como muchos fabricantes más pequeños y las compañías de pruebas comerciales que trabajaron para ellos.

Las fuentes de estos documentos incluyen: la EPA (Agencia de Protección Ambiental), el Servicio Forestal del USDAla FDA (Food and Drug Administration), la Administración de Veteranos y el Departamento de Defensa.

Tóxicos habituales

Que las grandes corporaciones oculten datos no es algo nuevo. La novedad que aportan los Poison Papers es la numerosa evidencia de que EPA y otros reguladores participaban, e incluso instigaban, el encubrimiento de información básica para la protección de la salud.

Los productos químicos que más aparecen en los documentos son pesticidas como 2,4-D, Dicamba, Permethrin, Atrazine y Agente Naranja; dioxinas y PCBs. Estos productos químicos están entre los más tóxicos y persistentes jamás fabricados.

Excepto para PCBs, casi todos los productos químicos discutidos en los Poison Papers todavía se fabrican y venden, ya sea como productos o como contaminantes del producto.

Ejemplos

Los papeles contienen pruebas que indican que muchos productos químicos clorados recién sintetizados, incluyendo el herbicida 2,4-D, permanecen contaminados con dioxinas. En particular, el 2,4-D acaba de ser autorizado por la EPA para su uso en la nueva soja transgénica tolerante a 2,4-D.

En el caso de las dioxinas, los papeles demuestran que las autoridades no informaron al público sobre su extraordinario peligro ni sobre casos de exposición humana generalizada a estos tóxicos de los que tenían conocimiento.

Demuestran que el jefe médico de Monsanto, George Roush, admitió bajo juramento que los estudios de Monsanto para la literatura científica sobre los efectos de las dioxinas en la salud de los trabajadores fueron falseados para ocultar sus efectos sobre la salud. La Agencia de Protección Ambiental de EEUU (EPA), confió en estos estudios fraudulentos para evitar la regulación de las dioxinas.

La EPA también defendió a los fabricantes frente a demandas de los veteranos que demostraban daños por exposición al agente naranja.

Los papeles también demuestran el encubrimiento por parte de la EPA de altos niveles de dioxina-2,3,7,8-TCDD- en muestras ambientales y leche materna humana después del uso rutinario de 2,4-D y 2,4 , 5-T (Agente Naranja) por el Servicio Forestal Federal y la Oficina de Gestión de Tierras.

“Los papeles revelan así, en las palabras de los propios participantes, el universo de engaño que rodea muchos pesticidas y productos químicos sintéticos.”

Instrucciones de búsqueda

Los Poison Papers se han cargado como archivos PDF en DocumentCloud, una base de datos pública en línea de acceso gratuito.

Recomiendan seleccionar el grupo “Poison Papers” y buscar palabras clave como nombre de empresa o químico. La función de búsqueda escanea la versión de reconocimiento óptico de caracteres (OCR) de los documentos. Es importante señalar que la OCR es un proceso imperfecto y que los documentos están lejos de ser completamente revisados ​​o catalogados, sobre todo porque algunos de los documentos son notas manuscritas. Descargue las instrucciones de búsqueda.

Puede verse un tutorial con las instrucciones para la búsqueda aquí.

Portal de Información Municipal “Portal de Transparencia” creado por EPQQ

Llevamos ya algunos meses desarrollando un portal de información municipal que pretende mostrar un ejemplo de cómo debería ser un portal de transparencia de un ayuntamiento.

El resultado, en su versión actual y con muchas mejoras pendientes lo podéis consultar en http://eplenos.elpuebloquequeremos.org

Estamos abiertas a sugerencias o aportación de ideas sobre la información adicional que os gustaría tener al alcance. Al ser un portal abierto  de participación nos gustaría que el mayor numero de personas y sensibilidades estuvieran representadas. Si detectáis algún error avisar al correo asociacion@elpuebloquequeremos.org

La situación de los acuerdos de pleno esta actualizada a marzo de 2017 según información aportada por los grupos municipales. Iremos mejorando y actualizando la información restante en breve. Piensa que este trabajo es voluntario y con tiempos limitados.

Leer las breves instrucciones que hay en la primera página.

Enlace directo a la página (pincha encima)

Visor  Directo (imprescindible Java) 

Incidencias En La RMI en Madrid

Las profesionales de Servicios Sociales de Atención Social primaria de los municipios madrileños estamos detectando un cruel incremento de subsanaciones, suspensiones cautelares, extinciones y aplazamientos en concesiones de Renta Mínimas. Que viene a ensañarse con las personas más vulnerables de la Comunidad, personas sin hogar, familias monoparentales con cambios en la convivencia, familias con alojamiento inestable, o personas afectadas por la precariedad laboral quienes entran en un maligno bucle entre la RAI y la RMI del que nunca consiguen zafarse. En tanto siguen sin percibir un céntimo público.

Asociación Foro SERVSOCIAL Madrid

A la par, el imaginario cívico se alimenta del discurso político que criminaliza a las pobres bajo el concepto de la “activación”, justo cuando las personas más “activadas” son las más abandonadas por la protección social. Por el hecho de aceptar trabajos sujetos a temporalidades mínimas que hacen suspender la prestación por un tiempo indeterminado.
El colectivo de la “Campaña RMI Tu Derecho”, levanta la voz desde la calle, la “Alianza RMI” desde un ámbito de colaboración denuncia el desfase normativo. Pero no es suficiente: somos las profesionales de Servicios Sociales quienes estamos detectando en primera línea cómo llegan las peticiones desmesuradas de Comunidad, subsanaciones absurdas cuya función es dejar pasar el tiempo para que los documentos caduquen. Nuestra falta de medios para verificar situaciones y contrastar estas peticiones, abunda en nuestra impotencia y desesperación. Que además choca con la falta de transparencia e invisibilización política del fenómeno.
Por ello hoy te pedimos que NO TE CALLES!!! DENUNCIA LO QUE VES, haznos llegar situaciones concretas que se te presentan en tu día a día. Queremos sacar a la luz con ejemplos reales, todo lo que se está ocultando en las instituciones madrileñas.

Ya hemos iniciado la tarea y os invitamos a completarla, el verano puede ser un período tranquilo para recopilar las incidencias que nos llegado durante los últimos meses.

servsocialmad@gmail.com

http://www.foroservsocialmadrid.org

Foroservsocial   @ Foroservsocialm